Hay tres empresas interesadas en reconstruir la terminal

Ya hay tres empresas interesadas en reconstruir la terminal de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán.
Así lo anunció el intendente Marcelo Lara Gross en el marco de una reunión que mantuvo con los propietarios de comercios y boleterías del predio que fue destruido por un vendaval el 28 de septiembre último.

El jefe comunal señaló que "una de ellas es un grupo empresario local, otra es una empresa de transporte de pasajeros y la tercera es de Buenos Aires".

Debido a las condiciones inadecuadas en la que trabaja el sistema de transporte, a causa de la falta de instalaciones y las incomodidades que conlleva tal situación a los usuarios, Lara anticipó que "se buscará una solución de forma urgente".

La obra se llevará a cabo en dos etapas, una provisoria para crear en el corto plazo las condiciones mínimas para el normal funcionamiento de la terminal, que se estima esté terminada a fines de noviembre. La segunda y definitiva demorará tres años aproximadamente y para la misma ya se cuenta con un proyecto de obras integral.

Lara reconoció que "la forma en que están obligados a trabajar por ahora los comerciantes y las empresas de colectivos está lejos de ser la óptima, por lo que buscaremos una salida rápida de la problemática que incluya, entre otras cosas, la urgente construcción de baños".

"El dinero para comenzar con la primera etapa de reconstrucción de la terminal ya está, lo que tenemos que hacer ahora es aprobar el proyecto", indicó.

Respecto al tema de la seguridad, se comprometió a gestionar la instalación de un puesto fijo de control policial hasta tanto se inaugure el nuevo edificio.

Según las estimaciones, el reacondicionamiento del edificio actual conllevará una inversión cercana al millón de pesos.

Y de la obra de la nueva terminal dijo que "el proyecto ya se encuentra diseñado, pero su ejecución llevará alrededor de tres años. De acuerdo a lo previsto contará con 25 andenes y está pensado para tener una vida útil de 30 años".

Lara explicó que "cuando se finalice la obra definitiva, las instalaciones reacondicionadas serán destinadas a otros usos. El proyecto prevé la demolición de oficinas, quioscos y la construcción de un nuevo techo con alero donde estarán ubicadas las plataformas. Mientras que las boleterías serán reagrupadas en un solo lugar".

De acuerdo al diseño, el edificio contará con dos plantas. En el primer piso se encontrarán ubicadas las oficinas de atención al público y 18 locales comerciales. La terminal tendrá un pasaje de acceso central para colectivos, el que contará con custodia permanente. Está previsto que el sector destinado a los taxis se ubique sobre avenida San Martín, mientras que los vehículos particulares podrán ingresar por 9 de Julio.

Comentá la nota