Tres empresas concentran más de la mitad del mercado externo de la fruta.

El grupo liderado por Expofrut, y que además integran Patagonia Fruit Trade y PAI, exportó el 51,8 por ciento de las peras y manzanas de la región.
Tres contra cuarenta y ocho. Así se consolidó el grado de concentración de las exportaciones de peras y manzanas del Alto Valle. El grupo liderado por Expofrut y que además integran Patagonia Fruit Trade y PAI, exportó el 51,8 por ciento, mientras que el resto de las ventas externas estuvo en manos de 48 empresas, generalmente pequeñas y medianas.

En términos de ranking de tamaño, la cuarta exportadora de fruta es Ecofrut -que tuvo un importante crecimiento en los últimos años- y le siguen la conocida Moño Azul, Salentein Fruit y Tres Ases.

Expofrut, creada en 1971, fue adquirida en abril del año pasado por el grupo Univeg cuando compró el 100 por ciento de las acciones del grupo Bocchi de su división Frutas y Verduras. Este último, de origen italiano, es líder en la distribución de frutas y verduras en el viejo continente y la alianza con el otro grupo le permitió expandirse a todo el mundo.

Patagonia Fruit Trade comenzó hace menos de una década y junto con Productores Argentinos Integrados pertenece a capitales regionales. La primera es de un empresario de General Roca y PAI está integrada por pequeños productores de Río Negro y Neuquén que lograron unificar normas de calidad para acceder a mercados exigentes.

Moño Azul fue fundada en 1961 por cuatro familias de productores rionegrinos (los Grisanti, Enriquez, Pirri y Buttá).

Observando las estadísticas hasta la primera quincena de este mes se puede establecer que Expofrut exportó 70.939 toneladas de manzanas y peras, un 22 por ciento, Patagonia Fruit Trade, unas 55.476, un 17,20 por ciento y PAI, 40.726, un 12,63 por ciento.

Muy lejos de la primera, pero en el cuarto lugar, se ubicó Ecofrut con 29.391 toneladas, con un 9,11 por ciento y Moño Azul, con 18.296 toneladas, con el 5,67 por ciento.

Balance con relación a 2008

En comparación con el año anterior, el mercado que más se notó en la restricción del ingreso de frutas del Alto Valle fue, obviamente, el más grande: Rusia. Esta temporada, la venta de manzanas cayó un 54,91 por ciento, de las 53.089 toneladas que se habían vendido el año pasado se redujeron a 23.937. Una caída menos pronunciada registraron las peras, de 92.396 toneladas en el 2008 se bajó a 69.177, es decir un 25,13 por ciento menos.

Italia aumentó un 13,7 por ciento la compra de peras argentinas, de 42 mil toneladas se pasó a 47 mil toneladas. Los italianos compran manzanas pero no es un mercado atractivo en función de los volúmenes, de una tonelada se pasó a 900 mil kilos, un 16,6 por ciento menos.

El mercado en ascenso por excelencia es Argelia. Este año los argelinos compraron un 92,8 por ciento más de manzanas que el año pasado, de 15 mil toneladas se vendió este año casi el doble, unas 28 mil toneladas. Así como los italianos no son demasiado afectos a las manzanas argentinas, los argelinos son medio reacios a las peras, ya que sólo se vendieron 3 mil toneladas, contra las 1,8 de la temporada anterior, con un aumento considerable en términos relativos, un 62,24 por ciento.

Comentá la nota