Tres mil damnificados por las inundaciones

Tres mil damnificados por las inundaciones
Hay 60 evacuados. Se desbordó el río, tras las fuertes lluvias del fin de semana
Buenos Aires. Cerca de tres mil personas, entre ellas 600 evacuados, sufrieron las consecuencias de las graves inundaciones ocurridas en la ciudad bonaerense de San Antonio de Areco, como consecuencia del desborde del río Areco tras las fuertes lluvias caídas el fin de semana.

El gobernador Daniel Scioli, que recorrió hoy la zona perjudicada, prometió dar con "los responsables" de la situación, porque según le dijeron algunos vecinos el río desbordó por los "canales irregulares" que hicieron productores rurales en los campos. La responsable de Acción Social de la Municipalidad de San Antonio de Areco, Manuela Rodríguez, informó a DyN que "hay tres mil personas damnificadas por las inundaciones, de las cuales 600 fueron evacuadas o autoevacuadas". Por su parte, voceros del Cuartel Central de Bomberos de esa ciudad precisaron a esta agencia que los evacuados pertenecen a los barrios "Amespil", "Canoglio" y "Don Pacho", que se encuentran ubicados a la vera del río Areco, cuya mayor crecida se registró ayer por la tarde.

Los evacuados fueron alojados en el gimnasio municipal, en tanto que los bomberos montaron un operativo con lanchas para asistir a los vecinos que no quisieron abandonar sus casa por temor a robos.

"Mucha gente se quedó en sus viviendas y hasta hay personas arriba de los techos. No quisieron irse ante posibles asaltos y robos", relató a DyN uno de los bomberos que participó de los operativos de ayuda.

A estas personas que se quedaron en sus casas, los bomberos junto a personal de Defensa Civil y agentes de la Cruz Roja trasladan por botes alimentos y otros insumos.

Scioli aseguró que procura "obsesivamente dar con el origen y los responsables" de las inundaciones en la localidad de San Antonio de Areco.

El funcionario, quien recorrió esta mañana la zona afectada junto a la intendenta Estela Lennon, dijo que se comunicó con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien puso a disposición la logística de las Fuerzas Armadas para afrontar la contingencia.

"Hay gente muy desesperada con esta situación imprevista, estamos tratando de dilucidar el origen porque no tiene ningún antecedente histórico semejante caudal de agua que haya desembocado en pleno centro de San Antonio de Areco y generado esta situación catastrófica. Uno ve el museo, el hospital, todo bajo el agua, es un espectáculo dantesco", manifestó Scioli a Radio 10.

El mandatario provincial apuntó: "No vine solamente para coordinar sino para tratar de entender el origen. Los vecinos dicen que son canales irregulares que han hecho en algunos campos para evitar que se inunden, pero esa agua desemboca en el centro de Areco".

"Acabo de comunicarme con la Presidenta de la Nación, habló inclusive con la intendenta y le pedí si podíamos coordinar y aunar esfuerzos. Puso a disposición todos los medios logísticos, particularmente de las Fuerzas Armadas que puedan venir hasta aquí (San Antonio de Areco) con equipamiento de rescate para este tipo de circunstancias", detalló Scioli.

Para el gobernador esta inundación es un hecho "muy desgraciado", ya que hay "familias desesperadas", y agregó que "el río Areco nunca se ha desbordado de esta manera".

Scioli remarcó que se "organizará el trabajo de ayuda con las Fuerzas Armadas, que tienen una gran experiencia y capacidad logística para llevar tranquilidad y tratar de que las familias damnificadas puedan estar a resguardo".

Por del desborde del río, las rutas nacionales 9 y 8 permanecían hoy cortadas.

Una de las interrupciones se producía desde anoche a las 21 a la altura del kilómetro 109,5 de la ruta 9, que une Buenos Aires y Rosario, donde se encontraban efectivos de Gendarmería y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Los vehículos eran desviados hacia Rosario en el kilómetro 92, por ruta 12 hasta la localidad de Zárate; y hacia Capital, en el kilómetro 202, por ruta 51 hacia Ramallo, según informó la ANSV.

En tanto, voceros de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) señalaron a DyN que, en el trayecto Buenos Aires-Rosario, se podía circular hasta Zárate, donde en el kilómetro 84 se desviaba el tránsito por la ruta provincial 193 hasta empalmar con ruta nacional 8, en el kilómetro 97.

Desde allí se continuaba hasta tomar la ruta provincial 41 y la ruta 9, en Baradero.

El tramo del desvío total era de 82 kilómetros, según se precisó.

Por otra parte, la ruta 8 estaba cortada a la altura del kilómetro 113, en ambas manos, y el desvío se efectuaba por la ruta provincial 41, hasta salir a la ruta nacional 7.

Comentá la nota