Ya son tres los candidatos a invertir en el crematorio para Tandil

Crece el interés privado por el negocio fúnebre. Además de una reconocida cochería local, averiguan cuestiones legales otras dos firmas. Concejales peronistas gestionarían audiencia con el intendente.
El proyecto de sumar el servicio de crematorio en la ciudad parece tentar a cada vez más inversores, en tanto ya serían tres las empresas que pretenderían explotar la prestación necrológica, según dejaron trascender a LA VOZ fuentes del Concejo Deliberante.

Cabe recordar que hasta el momento, se conocía el interés de una reconocida casa velatoria de Tandil, aunque en las últimas semanas, referentes de otras dos firmas, abocadas al rubro fúnebre, habrían exhibido su intención de investigar el mercado.

Se trata de un operador de la zona lindera a nuestro partido, y otro oriundo de La Plata, más precisamente, propietario de un cementerio privado en la capital bonaerense.

Los concejales peronistas Carlos Calvi y Eduardo Ferrer siguen desde cerca la posibilidad de concreción del proyecto de crematorio, y luego de acercar documentación legal –dígase ordenanzas- a los tres candidatos, gestionan una audiencia con el intendente municipal, Miguel Lunghi, con vistas a evaluar el virtual escenario de la operación.

La vieja idea de poner en funcionamiento un crematorio en la ciudad sigue cobrando fuerza, luego de que inversores mostraran en la víspera claras señales de concretar la operación, interés que exteriorizaron a miembros del cuerpo deliberativo.

La cremación es un proceso que mediante el uso del calor, reduce un cuerpo a pequeños fragmentos óseos y cuyo resultado final se denomina cenizas, las que son entregadas luego a los deudos.

ALTERNATIVAS

Asimismo, este mes Ferrer recibió a los empresarios que fijaron voluntad en cristalizar en los hechos el proyecto.

Se trataría de los propietarios de una reconocida casa velatoria, en tanto que el encuentro con el edil sirvió para avanzar en los pormenores exigidos por la legislación vigente.

“En toda reunió siempre existe un avance, están muy interesados pero también son cautos en las proyecciones”, refirió Ferrer.

Al parecer, estos operadores del rubro pretenderían que el crematorio no se circunscriba a la incineración de cadáveres, sino también a los residuos patológicos, lo que implicaría un desembolso mayor.

“Hay que dialogarlo, en Tandil mensualmente se incineran unos 6 cuerpos por mes, y en proyección, una vez instalado, y sabiendo que existe este servicio en localidades vecinas, aumentaría aún mas la demanda”, manifestó el profesor.

Posteriormente manifestó que “es muy importante, porque cada vez que los deudos tandilenses tienen la voluntad de cremar al ser querido (muchas veces este lo expresa en vida) deben trasladarse fuera de la ciudad”.

Más tarde se preguntó: “si Mar del plata, Necochea y Miramar ya tienen sus crematorios, porque Tandil no”.

Ferrer consideró que a los inversores le cerrarían las finanzas del negocio, aunque “siguen las conversaciones y creo que se puede llegar a un buen final”.

“No me gusta decir cosas de las que me tenga que retractar. Hay muchas expectativas y averiguaciones, esto me pone bien, no se cual será el final, quizás se dilata mas de lo que uno piensa”, deslizó. Por último, evaluó el concejal que “hubo un gran cambio en los ritos de enterramiento, Tandil crece aceleradamente en términos demográficos y se merecería contar con este servicio”.

Comentá la nota