Tres Banderas propone un rechazo al impuestazo

Con la venia de los legisladores, el Ejecutivo Bonaerense está listo para lanzar oficialmente la reforma tributaria, que significará un importante incremento en el inmobiliario rural, por ello el bloque de Concejales de "Tres Banderas", presentó un proyecto de resolución rechazando esto, e invitan a Meoni a hacerse eco de los pedidos de la gente.
El proyecto, presentado el jueves, señala "manifestar un enérgico rechazo a la sanción del proyecto fiscal que impulsa el gobernador de la provincia de Buenos Aires".

Y pide "no avalar el proyecto fiscal que se encuentra en el Honorable Congreso de la Provincia de Buenos Aires que impulsa el Gobernador".

Además invita al Departamento Ejecutivo "a acompañar lo manifestado", y "solicitarle eleve la presente a los municipios de la provincia, a los poderes Ejecutivo y Legislativo de la Provincia de Buenos Aires con el mismo objeto".

Antes de los pedidos, el proyecto especifica en que los basa, al referirse: "Esta pesada carga tributaria es injusta e impagable para la actividad de los pequeños y medianos contribuyentes, pese al falso discurso progresista con que se intenta justificar este manotazo indefendible desde el oficialismo".

También asegura que el "paquetazo" tiene una apariencia engañosa, "porque apuntaría a los más grandes pero termina perjudicando claramente a los sectores medios y medio-bajos. Y no habría ninguna duda porque grava las sucesiones, la compraventa de autos usados (no los BMW, Porsche, Mercedes Benz o cualquier otro importado 0 km.) y las propiedades urbanas de más de 100 mil pesos. Cabe acotar que hoy cualquier casa de barrio social, sea del Bancario, Luz y Fuerza, CECO, u otros similares están por encima de ese monto".

Por eso denuncian que el "afán de dinero va empujando cada vez más al oficialismo a la aplicación de medidas antipopulares y a sacar fondos de los sectores de menores recursos y más castigados históricamente. ¿Cuál es el límite?. No se sabe, dependerá de las necesidades de caja del gobierno provincial ".

Además denuncia que "el gobierno provincial ha decidido incrementar la presión tributaria sobre sus propios contribuyentes. Lo hizo en 2008, con el aumento del Impuesto a los Ingresos Brutos a la industria y el comercio ($ 2.500 millones /año) y lo vuelve a proponer en esta oportunidad, por un monto aún indeterminado pero que estimaciones algo optimistas sitúan en $ 1.200/1.300 millones anuales ".

Comentá la nota