A tres años de gestión, Vignolo destacó la fortaleza institucional

El jefe comunal resaltó la consolidación de la autonomía municipal, aunque cuestionó “mezquindades” en lo económico. Recordó las 25 cuadras de asfalto real y el arreglo de más de mil baches, la recuperación de espacios públicos y la recomposición salarial.
Al cumplir el tercer año de su gestión y de cara al último ejercicio, el intendente de la capital correntina, Carlos Vignolo, destacó el fortalecimiento institucional logrado a lo largo de su administración y la necesidad de incluir en el análisis la caótica situación administrativa, económica-financiera, de prestación de servicios, de relación con el sector laboral y el endeudamiento de más de 300 millones con que asumieron.

El jefe comunal consideró que la compleja situación en la que se encontraba el Municipio condicionó muchos aspectos de su gestión, que por “mezquindades políticas se desaprovechó el periodo de bonanza económica del país; y que también se sufrieron arbitrariamente retenciones por $56 millones de la coparticipación”. “Anualmente tenemos descuentos de más de $22 millones”, recordó Vignolo; tras lo cual señaló que, a pesar de sus ajustadas y ordenadas finanzas, nadie les refinancia ni siquiera el 1% de sus vencimientos anuales, “como sí ocurre con la Provincia a la que la Nación le refinanció el 75% de sus vencimientos del año”.

Con relación a lo plenamente institucional, el Intendente consideró que el logro más importante pasa por una mayor autonomía, en el marco de la reforma de la Constitución provincial. “La Justicia, en un fallo ejemplar, logró que se dilucidara el pleito por la discrecionalidad de los descuentos de la coparticipación y se concretara un acuerdo con la Fiscalía de Estado; ésto brindó previsibilidad respecto de los fondos y terminó con una situación injusta”, explicó.

Vignolo señaló que este aspecto es de vital importancia porque trasciende a una gestión y fortalece a la institución Municipal, al punto que le otorga instrumentos fundamentales, de aquí en adelante, para una mejor organización y para concretar el anhelo de ser cada vez más autónoma.

En materia tributaria, destacó los beneficios para los cumplidores: los descuentos de los planes de pago por adelantado de impuestos y del Buen Contribuyente, que sumados a los de los barrios con mejor conducta tributaria generaron un incremento del 50% en la recaudación.

En cuanto a las obras públicas, remarcó que se trata de un aspecto que depende directamente de la disponibilidad de recursos. “Conozco las demandas, la más recurrente está dada por el plan de asfaltado de calles, pero díganme qué administración concretó planes de asfalto sin crédito, nadie. Solicitamos un préstamo de dos millones y medio de pesos, para lo cual tuvimos que demostrar que la Administración de la Municipalidad está ordenada y somos pasibles de tomar préstamos después de cuatro años, pero la oposición en el Concejo igual nos rechazó”, cuestionó.

De todos modos, recordó obras como el 55% faltante en la peatonal Junín, 25 cuadras de asfalto real y el arreglo de más de mil baches que equivalen a otras 30 cuadras de asfalto.

En el marco de su gestión, nombró además el Mercado de Compras que permitió liberar de los vendedores la Plaza Cabral, la recuperación y el mejoramiento de espacios públicos, la lucha contra los minibasurales y el ordenamiento vial, la capacitación del personal y los estamentos de conducción del Municipio y las celebraciones tradicionales para Corrientes.

“En el transporte público demostramos que el sistema puede ser eficiente” remarcó; al tiempo que resaltó el reordenamiento y normalización laboral, con la contratación y pase a planta del personal por antigüedad y capacidad; y la recuperación del salario, con un mínimo actual de $1.200.

“El futuro es duro como el pasado y el presente, pero nos encuentra con la fuerza intacta para trabajar y seguir aportando soluciones”, concluyó.

Comentá la nota