En tres años, Formosa es la provincia en donde más bajaron los índices de mortalidad infantil.

La situación sanitaria nacional a raíz del brote de dengue, reveló ahora el aumento de la mortalidad infantil en el país antes de la epidemia, confirmando importantes incrementos en el Chaco, no así en nuestra provincia que una de las que más registró bajante en sus índices, según indican las fuentes de condiciones de salud pública nacional
Ahora un informe del Consejo Federal de Salud que se dio a conocer el miércoles pasado, consignó que el promedio nacional subió en 2007 a 13,3 por mil de los 12,9 que marcó en 2006.

En la localidad vecina del Chaco, pasó en el mismo plazo de 18.9 por mil a 21,2 en 2007. Se trata del segundo promedio más alto del país. Formosa en cambio a pesar de haber sido uno de los más altos, ha logrado en corto tiempo, tras intensos trabajos bajar en más de dos puntos su promedio y de seguir en la tendencia, prontamente volverá a superar sus mediciones históricas para ser superado por provincias mismas del norte e inclusive central.

Con estos datos, las provincias vuelven a poner en manifiesto las inequidades del menor desarrollo relativo de sus economías. Distritos como Capital Federal (8,4 por mil, con un punto de crecimiento 06/07) o Neuquén que bajó del 9,8 a 9,6 por mil, marcan un doloroso contraste.

En todo el país

La mortalidad infantil aumentó en los siguientes distritos: la ciudad de Buenos Aires, donde de un 8,3 por mil en 2006 pasó al 8,4 por mil; en Córdoba subió de 11,6 a 12,7 por mil; en Santa Fe, de 11 a 11,6 por mil; en San Luis, de 12,8 a 15,7 por mil; en Salta, de 14,9 subió a 15,4 por mil; en Santiago del Estero pasó de 12,1 a 13,8; en Chaco, trepó desde 18,9 a 21,2 por mil; en La Pampa, de 10 a 11,8 por ciento; en Río Negro, de 9,3 a 9,8 por mil.

Y bajó en las siguientes provincias: Mendoza, donde pasó de 11,9 por mil en 2006 a 11,3 en 2007; Entre Ríos, de 12,6 a 11,9 por mil; Catamarca aunque persistiendo en cifras elevadas pasó de 15,4 a 14,9 por mil; La Rioja bajó a 12,9 por mil, desde 14,1 en 2006; San Juan, de 14 por mil bajó a 13,2; en Jujuy, la tasa, todavía muy alta, bajó de 17 a 15,2; Tucumán, de 13,5 a 12,9; Corrientes, de 17,5 a 15,6 por mil; Formosa,, bajó al 22,9 por mil, desde el 24,2 en 2006; Misiones bajó del 17,1 al 14,6 por mil; Chubut bajó del 11,5 al 11 por mil; Neuquén bajó del 9,8 al 9,6 por mil; Santa Cruz, del 15,4 bajó al 12,9; Tierra del Fuego bajó a 10,2, desde el 10,9 por mil en 2006.

Históricamente, la mortalidad infantil fue bajando desde 25,6 por mil, en 1990, a 22,2 por mil en 1995; en 2000 llegó a 16,6, bajó a 16,3 por mil en 2001 para volver a subir, en 2002, hasta el 16,8 por mil; volvió a bajar en 2003, a 16,5 por mil; en 2004 cayó a 14,4 por mil, y a 13,3 por mil en 2005.

La preocupación del Consejo federal de Salud

Aldo Marconetto, subsecretario de Salud Comunitaria del Ministerio de Salud de la Nación, atribuyó el incremento a que "cada tres o cuatro años se producen picos de enfermedades respiratorias como bronquiolitis y neumonía"; aseguró que la mortalidad infantil "fue tema de las últimas reuniones del CoFeSa (Consejo Federal de Salud)"; anticipó que "en cada provincia se constituirá una mesa para seguir la cuestión, con participación de distintas áreas"; anunció "un proyecto de capacitación para cien maternidades, desde mayo", y destacó la estrategia de "detectar los embarazos de riesgo y hacer seguimiento de las embarazadas".

Por su parte, Hugo Sverdloff, del comité de pediatría social de la Sociedad Argentina de Pediatría, señaló que "en cuanto a la mortalidad infantil neonatal, de los primeros 28 días de vida, se registró aumento en las enfermedades de origen infeccioso, lo cual puede atribuirse a una crisis en el sistema de atención de la salud; desde los 28 días hasta el año de vida,aumentaron las enfermedades respiratorias, lo cual tiene mucho que ver con las condiciones sociales de vida".

Para Sverdloff, el aumento en la mortalidad infantil "es preocupante: tendría que estar bajando, y mucho, en relación con lo que el país gasta en salud".

En América, las menores tasas de mortalidad infantil se registraron en Cuba (7 por mil en 2006), Estados Unidos (8 por mil), Chile (9 por mil) y Uruguay (12 por mil). Austria y Dinamarca tienen el 5 por mil; Zambia, el 182 por mil.

Las estadísticas de 2008 debieran estar disponibles en julio, ya que, explicó Marconetto, "hacen falta seis meses para consolidar los datos: por ejemplo, chicos del conurbano fallecen en hospitales porteños y sólo con posterioridad puede referirse la defunción a su lugar de residencia".

Comentá la nota