En tres años se ha duplicado el gasto público mendocino

En tres años, el gobierno de Celso Jaque ha incrementado a más del doble el gasto público. Los números explican el déficit que terminó por "explotar" este año mientras que -para el ejercicio 2010- podría preverse una situación similar de acuerdo con los principales referentes legislativos de la oposición.
Así, de los algo más de $ 4.000 millones previstos por Julio Cobos para el presupuesto 2007 -con incremento salarial incluido- se pasó a casi $ 9.000 millones en la pauta de este año sin contemplar el casi seguro aumento de sueldos que deberá conceder a los estatales.

En todos los proyectos votados se ha sumado lo que hay que pagar en concepto de deuda así como las erogaciones corrientes y las de capital. En contraposición, los recursos han subido a un ritmo menor y, a pesar del optimismo del Gobierno que piensa en la recuperación económica, es probable que el año del Bicentenario termine con otro rojo en las cuentas.

Es que la tendencia en dos de los tres presupuestos enviados a la Legislatura es que la oposición ha marcado objeciones técnicas que después se cumplieron. En el primero -2008- el Ejecutivo previó un déficit pero el año terminó con superávit, mientras que el equilibrio que se estimaba para este ejercicio no se pudo cumplir por la caída en la recaudación y la sobreestimación de los recursos.

Ahora, hay quienes temen que el hecho de que los recursos sigan creciendo menos que los gastos derive en una situación de rojo financiero mayor que la prevista por el Gobierno (alrededor de $ 200 millones), con la consiguiente necesidad de endeudamiento.

"El problema es que los recursos crecieron menos que el gasto en tres años", advirtió el diputado Alberto Sánchez del Partido Demócrata quien realizó un comparativo entre los tres presupuestos enviados por Jaque. El hombre advirtió que -al menos en lo votado- se previó un incremento total de recursos de 40% cuando las erogaciones previstas crecieron un 49,4% entre 2008 y 2010.

En un sentido similar, el senador radical Sergio Moralejo comparó los últimos dos envíos del Ejecutivo a la Legislatura. El legislador está casi seguro de que a fines de 2010 volverá a faltar dinero. Por un lado, porque el presupuesto cuenta como dados recursos que no se sabe si realmente entrarán como el Fondo Fiduciario de Infraestructura, reembolsos de préstamos o el Fondo Residual que tuvieron un mal desempeño este año. Por otra parte, el posible aumento de salarios en el sector estatal terminará desequilibrando la balanza.

"En sólo un año se ha duplicado la cantidad de financiamiento que necesita el presupuesto. En lugar de ajustar, se incrementa la estimación de recursos con pocas justificaciones técnicas", se quejó Moralejo. Daniel Vilches, diputado radical, coincidió en que Mendoza necesitará recursos extra si la economía no crece exponencialmente.

En ninguno de los tres presupuestos, Jaque ha tenido en cuenta el aumento salarial debido a que su gestión se ha caracterizado por acordar por separado con los distintos gremios valores distintos. Sin embargo, el gasto en salario implica 48% del presupuesto. "Un incremento salarial importará un monto no inferior a los $ 400 millones", calculó Moralejo.

Jaque tampoco ha planteado grandes propuestas en lo que a obras respecta. El primer año prefirió mantenerse con las que venían proyectadas del gobierno anterior para ir corrigiendo según fuera llegando el dinero.

En el segundo año se sacaron obras que venían con recursos de la Nación con Portezuelo del Viento como obra emblemática, algo que se repite para esta proyección. El hospital de Las Heras el año pasado con continuación en este y la obra proyectada en Guaymallén denominada "Palacio de la Cultura" son algunas de los principales proyectos previstos sólo por esta gestión

Comentá la nota