Trepó a 12 el número de posibles muertes por la gripe A

Así lo confirmó ayer el gobernador José Alperovich, quien aclaró que todavía ninguno de esos casos fue confirmado por los estudios de laboratorio.
Con un incremento periódico en el número de casos sospechosos e internaciones, la epidemia de gripe A no se detiene en Tucumán y las autoridades temen que lo peor llegue dentro de las próximas dos semanas, cuando podría producirse un pico de contagios.

Hasta el cierre de esta edición, de acuerdo al último informe oficial, dado a conocer por el ministro de Salud, Pablo Yedlin, eran 12 las posibles víctimas fatales de la enfermedad (una más que las 11 notificadas el miércoles), en tanto que 152 pacientes permanecían internados en distintos hospitales y centros privados de toda la provincia.

De ese total, 29 personas se encontraban en unidades de terapia intensiva, de las cuales 16 transitaban una situación crítica y eran asistidas con respiradores artificiales. El funcionario aclaró, además, que ya fueron dados de alta 72 pacientes que superaron los síntomas de gripe A.

Por su parte, el gobernador José Alperovich informó que son 12 las personas que fallecieron en la provincia en las últimas semanas y que presentaban cuadros gripales, aunque aclaró que hasta el momento ninguno de esos casos fue confirmado por el laboratorio del Instituto Malbrán de Buenos Aires.

Yedlin informó a la prensa que los casos confirmados de la enfermedad son 40, en tanto que se espera el resultado de los análisis de muestras extraídas en la provincia a partir de otros 90 contagios sospechosos.

Además, destacó que en las últimas semanas se suministró oseltamivir, (el medicamento empleado para tratar los cuadros de influenza A y que se comercializa con el nombre de Tamiflú), a unos 3.200 tucumanos.

Preocupación

El funcionario volvió a expresar su preocupación ante la posibilidad de que en las próximas dos semanas se multiplique el número de contagios y reiteró que "todavía no se produjo el pico de la epidemia, que es lo que hay que evitar".

Sobre este último punto, Yedlin volvió a solicitar a la población que evite la concurrencia a lugares cerrados donde se produzcan aglomeraciones, factor que implica un mayor riesgo de contagio. Además, instó a las personas que presenten síntomas gripales (fiebre superior a los 39 grados, dolores de cabeza y músculos, tos y congestión) que consulten de manera inmediata al CAPS u hospital más cercano a su domicilio para recibir los tratamientos dentro de las primeras 48 horas "para no sufrir complicaciones".

"La peor parte"

A su turno, el Gobernador reconoció que "está creciendo la gripe A en la provincia. Hace unos días había 80 ó 100 pacientes internados y ahora hay 152 internados y 12 muertos, de los cuales todavía no se confirmó por laboratorio", aclaró.

Dijo también que la provincia está atravesando "la peor parte de la epidemia" y que "toda esta semana y la que viene seguirá creciendo" el número de casos. No obstante, Alperovich aseguró que el SIPROSA cuenta con la infraestructura y los medicamentos suficientes como para atender cualquier incremento en la demanda de atención por parte de la población.

"Estamos preparados con camas y medicamentos", precisó, al tiempo que informó que el Estado provincial desembolsó aproximadamente "6 millones de pesos extra" para afrontar la emergencia sanitaria por la influenza A.

Al igual que Yedlin, Alperovich pidió a quienes presenten síntomas de la enfermedad que consulten de manera urgente a un médico para recibir el tratamiento correspondiente y evitar agravamientos del cuadro viral. "Los pacientes que están internados no han tomado el medicamento dentro de las primeras 48 horas en las que sintieron los síntomas. Es importantísimo que la gente sienta fiebre alta y dolor de cabeza vaya al médico para que le hagan la historia clínica y tomen el remedio dentro de las 48 horas. Lo que hemos notado es que los que están internados no tomaron este medicamento", enfatizó.

Comentá la nota