Trepan los títulos largos tras hacer las paces con la nueva fecha electoral

Después del castigo en los títulos locales que provocó el adelantamiento de las elecciones, los últimos días de la renta fija empezaron a ser bastante más auspiciosos en todas las curvas.
Primero fueron los de menor vencimiento y nominados en dólares; después, los de mediano plazo; y ahora, los más largos, tanto en moneda local como extranjera. "Les había pegado muy fuerte el cambio de fecha electoral. Pero ahora el mercado está especulando en algún punto con que luego de las elecciones haya un acuerdo con un organismo internacional para obtener financiamiento", precisó a este diario la directora de Portfolio Personal, Paula Premrou.

Ayudó, a su juicio, el incremento en la capacidad de prestar del Fondo Monetario Internacional (FMI) que promovió la reunión del G-20, la semana pasada, y los transcendidos sobre posibles intentos del Banco Central argentino para obtener otro crédito de contingencia por u$s 10.000 millones similar al firmado con China, pero con la Reserva Federal de Estados Unidos, que podría ser utilizado ante una caída en las reservas internacionales de la Argentina.

El Descuento en pesos se valorizó ayer más de 10%, y logró con eso recuperar en los últimos diez días la mitad de las pérdidas (de casi 20%) que sufrió tras el anuncio del adelantamiento de los comicios. En las mesas relativizaban la suba por el bajo volumen operado en el título, de apenas $ 190.000 en el Mercado Abierto Electrónico. Lo acompañaron algunos de mediano plazo, como el Bogar18 (con una ganancia de 3,26%), el Boden 2015 (1,1%) y el Pro13 (8,6%), y otros más largos, como el Par en pesos (1,8%).

"Hubo una suba de los largos en pesos y en dólares. La suba del Discount se debió a algún arbitraje puntual, no fue nada representativo. Sí se ve que a estas subas están favoreciendo criterios de paridad (la relación del precio del bono con su valor técnico). Hoy los títulos de vencimiento más largo tienen una ventaja respecto de los cortos, porque ante una nueva reestructuración de deuda estarían mejor posicionados", consideró el analista de Puente Hermanos, Juan Ignacio di Santo. La leve apreciación que muestra el peso en las últimas jornadas afecta la cotización de los títulos dolarizados, como el Boden 2012, que cayó 1,9%. Aún así, insisten en que no deben subestimarse las perspectivas de los bonos cortos en dólares.

Las subas de ayer exacerbaron el entusiasmo de los más optimistas. Para Osvaldo González, de Arpenta, la recuperación está mostrando que se disipa "el bendito fantasma del default que nunca llegó", porque "se siguen pagando intereses en tiempo y forma". Para otros, las dudas persisten: "La valuación de los bonos sigue mostrando que las probabilidades de un default son altas: eso se ve en la TIR, del Boden 12, que hoy es del 53%, y a principios de marzo estaba en 43%. Los de hoy son todavía niveles muy altos para bonos tan cortos. No me parece que esté disipado el riesgo de un default", explicó Premrou. Para Di Santo, "parece que este año andaríamos bien, pero todavía hay que ver qué pasa después de la elecciones". Según los analistas consultados, la noticia del embargo de las cuentas bancarias de la embajada argentina en Francia, que se conoció ayer, no incidió en la jornada: "Se puede considerar que estas presiones al gobierno argentino los encierra más a tener que ofrecer un canje de deuda; pero, sin duda, la suba de hoy la vimos por el sobrecastigo en algunos bonos: un Descuento en pesos a $ 37 es un regalo", opinó Julio Bruni, de Arpenta.

Comentá la nota