Trentino consideró necesario tomar medidas de fondo con el sector agropecuario

El presidente de la filial local de Federación Agraria Argentina se refirió a la situación del sector agropecuario haciendo hincapié en los productores trigueros y a los créditos anunciados por la Nación. Por otra parte consideró que el ministro Julián Domínguez trata de parar un posible conflicto y "va poniendo paños fríos en los problemas que hay en el sector".
José Trentino dijo que los créditos subsidiados anunciados hace unos días por la presidente son un paliativo para el sector pero no dan soluciones de fondo. Al no haber posibilidad de exportación la industria molinera compra muy lentamente de acuerdo a la necesidad y sabiendo que lo tendrá cuando lo necesite, expresó.

Asimismo recordó que hace unos días se realizó una asamblea de trigueros, y si bien estaban invitados el ministro de Agricultura y su gabinete no asistieron, y se optó por hace un petitorio y entregárselo. Como respuesta, se realizó una reunión con la Mesa de Enlace en la cual el ministro prometió que se liberarán un millón de toneladas de trigo para exportar y se hará posible una línea de créditos para que la industria molinera compre un millón y medio de toneladas y se vaya movilizando el mercado. Además se comprometieron a conformar una mesa nacional triguera que permitirá llevar inquietudes y resolver problemas. Trentino consideró que se debe ver cuál es el cupo que consumirá el mercado interno, lo cual permitirá liberar más toneladas de trigo para la exportación.

En cuanto a la ganadería expresó que se ha achicado el stock y se ha vendido gran cantidad de vacas madres. Aseguró que hay un desfasaje en la industria de la carne y expresó que si le dan subsidios a los feedlots, lo mismo debería ocurrir con el resto de los productores cuando venden con destino a faena. Con esto se evitará la concentración en los feedlots.

Manifestó que ahora en la cosecha gruesa se prevé un buen rinde, ya que el clima viene acompañando bien, y espera que no haya problemas al momento de comercializar. Ante esto dijo que se deberá ver cuál será el consumo interno del maíz y cuánto quedará liberado para la exportación.

Por otra parte aseguró que desde que Julián Domínguez está en el ministerio se ha dado un cambio político, ya que el funcionario trata de parar un posible conflicto y "va poniendo paños fríos en los problemas que hay en el sector. Domínguez dejó de lado las instituciones y comenzó a dialogar directamente con los productores, lo que le permite ver la realidad de la situación del productor", aseveró Trentino.

Finalmente aseguró que la Provincia depende exclusivamente de que Nación envíe fondos, ya que no cuenta con recursos genuinos para implementar políticas reales destinadas al sector.

Comentá la nota