El tren varado en Embarcación en el medio de una disputa política

El tren varado en Embarcación en el medio de una disputa política
El intendente de Embarcación, Alfredo Llaya (PJ), volvió a cargar ayer contra el diputado provincial Gustavo Cea (FPV), a quien acusó de ser el responsable del conflicto suscitado en aquella localidad el pasado miércoles cuando cientos de habitantes criollos y aborígenes detuvieron un tren en reclamo de que se les distribuya parte de los alimentos y ropas que están destinadas a los damnificados por el alud en Tartagal. El jefe comunal sostuvo que el reclamo de los vecinos fue impulsado por la promesa que hizo el legislador de abonar con mercadería y ropa el trabajo de descarga de los vagones y carga en los camiones que iban a transportar la ayuda hasta Tartagal, distante unos 85 kilómetros.
"Ellos ocasionaron todo esto porque prometieron pagos que no pudieron cumplir", afirmó Llaya en declaraciones al canal TN.

Desde el pasado 8 de este mes los vecinos mantienen varado un tren con cuatro vagones sellados que contienen alimentos, ropa usada y electrodomésticos con destino a Tartagal. Los manifestantes insisten en que la protesta se inició porque advirtieron que punteros políticos del intendente de Embarcación se apropiaban de electrodomésticos. Pero Llaya sostuvo ayer que el origen estuvo en el hecho de que la municipalidad de Tartagal pagara con mercadería a los desocupados que traspasaban la ayuda a los camiones. "A la gente siempre la contrataron para transbordar la mercadería, en vez de darle dinero como era lo correcto, le dieron lo mismo que venía en los vagones", dijo. Añadió que en realidad lo que se está reclamando es que una deuda quedó pendiente.

El jefe comunal negó también que seguidores suyos hayan agredido a los manifestantes.

El intendente de Tartagal, Sergio Leavy (FPV), destacó a su vez que está imposibilitado de entregar parte de la mercadería que piden los habitantes de Embarcación. "No puedo regalar algo que me regalaron, que no es para el intendente sino para la gente que sufrió el alud", dijo a TN.

En declaraciones a FM Noticias, Leavy se cruzó con Omar Orozco, dirigente del Movimiento Sin Tierra Teresa Vive: le pidió que dejen pasar la ayuda y ofreció a cambio enviar un camión con mercadería, una propuesta que viene repitiéndose pero sin llegar a la concreción. El 50% de los damnificados tartagalenses consultados por TN dijeron estar de acuerdo con que la ayuda sea compartida con los manifestantes de Embarcación. Ayer los vecinos que se mantienen en carpas en el predio del ferrocarril realizaron un abrazo simbólico a los vagones. La niyat Octorina Zamora, de la Comunidad Honhat Le` Les, reiteró que si bien en Embarcación no hubo un alud de agua y lodo, "tenemos el alud de la pobreza y la desocupación".

Comentá la nota