El tren a Tafí Viejo no arranca por motivos de seguridad

¿El tren entre Tafí Viejo y la Capital seguirá el mismo camino? Ayer se conoció que a tan sólo 60 días de ser inaugurado, el Ferrourbano, uno de los últimos proyectos ferroviarios impulsados por el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, que demandó una inversión de 106 millones de pesos, dejó de funcionar en Córdoba y no tiene fecha cierta de regreso.
¿Los motivos?, los mismos por los cuales el servicio todavía no se puso en marcha en Tucumán (seguridad alrededor de las vías) de manera regular. Hasta el momento únicamente se puede registrar el viaje inaugural con autoridades a bordo, y nada más.

"No estamos circulando porque no están dadas las condiciones mínimas de seguridad para hacerlo", explicó al diario Crítica de la Argentina Eugenia Giusiano, encargada de prensa en Córdoba de Ferrocentral, empresa operadora del servicio. "Todo está supeditado a lo que haga la municipalidad de Córdoba, que se comprometió a trasladar la villa El Nailon y, hasta ahora, no lo hizo", agregó.

En nuestra provincia, la situación es idéntica, y motivó encuentros entre autoridades municipales de Tafí, del Ministerio de Seguridad Ciudadana y la Policía de Tucumán para tratar el tema de los asentamientos que se encuentran a los costados de las vías, pero a pesar de las promesas oficiales, el tren todavía no arranca.

La única solución es la más difícil, erradicar los caseríos, algo que asoma muy poco probable. Por ejemplo en Córdoba,Gustavo Rebord, director de Hábitat de la municipalidad, partícipe desde un principio de este proyecto, respondió que "las condiciones de seguridad cumplen todos los requisitos que exige la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y el traslado de unas 100 familias de la villa El Nailon llevará, por lo menos, dos años. Y, aún así, en el lugar quedarán 500 familias".

El tren fue inaugurado el 18 de junio pasado, diez días antes de las elecciones nacionales para diputados y senadores.

En tanto, en la provincia las autoridades aseguran que están dadas las condiciones de seguridad, pero a pesar de ello, todavía no hay operador interesado en hacerse cargo del servicio, con lo cual las máquinas y los vagones, que fueron comprados usados en España, siguen guardados. Las mayores quejas llegan desde Tafí Viejo, donde esperan que el tren sirva para reactivar los talleres ferroviarios, hoy paralizados a pesar de las inversiones y promesas oficiales.

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota