El tren se puso en marcha para recorrer la provincia

El tren se puso en marcha para recorrer la provincia
Emociones indescriptibles se vivieron desde las 10.28 de ayer en la estación ferroviaria de Concepción del Uruguay cuando, después de 18 años, volvió a partir y a recorrer las vías un tren de pasajeros. "Es un día de mucha emoción, pero también de gran responsabilidad para no defraudar la esperanza de la gente", dijo el gobernador Sergio Urribarri.
Emociones indescriptibles se vivieron ayer desde las 10.28 en la estación ferroviaria de Concepción del Uruguay cuando, después de 18 años, volvió a partir y a recorrer las vías un tren de pasajeros.

"Es un día de mucha emoción, pero también de gran responsabilidad para no defraudar la esperanza de la gente", dijo el gobernador Sergio Urribarri. "El tren arranca hoy para no detenerse más", aseguró el mandatario casi a modo de metáfora y recordó los malos años ’90 con la paradigmática frase: "Ramal que para, ramal que cierra".

La jornada de ayer quedará grabado en la historia de Entre Ríos porque fue el día que se dio el puntapié inicial a un proceso de recuperación ferroviaria que posee un enorme significado para la provincia pero también para la gente.

Y eso quedó explícito en los rostros y la actitud de cada una de las personas que se agolparon en los andenes de las diferentes localidades. Primero fue Concepción de Uruguay, después Caseros, Herrera, Mantero, Basavilbaso, y siguieron muchas más.

El gobernador ocupó el asiento 36 del segundo vagón. Allí estuvo apenas minutos porque después recorrió el tren de punta a punta una y otra vez. Se abrazó con la gente, con varias generaciones de ferroviarios que no se quisieron perder este primer viaje.

Una fiesta en toda la provincia

Cada pueblo armó su fiesta para recibir el tren. En Caseros se improvisó una función en el andén. Allí Lara, de 17 años, integrante del Instituto de Danzas Arcos Iris, apuró un baile singular interpretando Ladrón de Trenes, de Jairo. Una historia de protesta contra los años ’90 protagonizada por un jefe de estación que recorre el país en una locomotora robada escapando de la policía. Una pancarta gigante de Evita llamó la atención en Herrera. Bombos y redoblantes interpretados por adolescentes enfundados en simbólicas camisetas argentinas se destacaron en Mantero. Muchas banderas argentinas y de Entre Ríos flameaban en cada lugar. Autos a la par del tren con los chicos agitando la Bandera argentina por las ventanillas fue otra repetida postal.

Comentá la nota