Un tren podría reconciliar a la Argentina con Uruguay

Un tren podría reconciliar a la Argentina con Uruguay
El gobernador entrerriano propuso al presidente electo del vecino país la integración ferroviaria. Sería sobre la represa binacional ubicada en Concordia
Las vías de un tren podrían ser el símbolo de una relación que empieza a cambiar. El gobernador entrerriano Sergio Urribarri y el presidente electo del Uruguay, José "Pepe" Mujica, conversaron el sábado sobre la posibilidad de que empiece a correr un conwoy sobre el puente de la represa binacional de Salto Grande que es administrada por Argentina y Uruguay en forma equilibrada y conjunta.

Concretamente Urribarri propuso "poner el tren sobre las vías entre Concordia y Salto (en el vecino país)" porque "nuestra provincia está desarrollando nuevamente el ferrocarril y Mujica lo hizo en Tacuarembó". Sería una forma más de comunicación, que se sumaría al paso vial sobre la central y al paso por Colón, frente al corte en Gualeguaychú. De echo, Concordia vio triplicada en los últimos tiempos la circulación vehicular a raíz del conflicto por la pastera Botnia.

Hijo de un ferroviario, el actual gobernador hace tres meses que trabaja en su provincia en la puesta a punto de la red a través de la U.E.F.E.R. (Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos). En la estación de Salto Grande, que lleva el nombre de Ayuí, funciona hoy el museo de la represa y el tren -de carga, no de pasajeros- corría sin días fijos hasta hace poco. Pero Urribarri dijo que Entre Ríos "se urbanizó a la vera de los ramales ferroviarios, se tiene un puente en la estructura de la represa de Salto Grande que une las localidades argentina de Concordia con la uruguaya Salto, con vías que pretendemos reactivar". Y avanzó con su idea frente a Mujica quien acababa de lanzar en Tacuarembó un proyecto para la reactivación de los trenes en su país.

Sobre este cambio en la relación, el presidente de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el concordiense Juan Carlos Chagas, celebró la reunión de Mujica y Urribarri porque según él la represa es un "símbolo de la integración argentino-uruguaya que hace al desarrollo regional, además de generar energía". La represa, más allá del conflicto entre ambas naciones, ha seguido funcionando y alternando su presidencia normalmente. "Más allá de cualquier diferencia se ha priorizado el interés común que es el funcionamiento de la central", indicó el funcionario a El Cronista.

En la empresa binacional, diariamente trabajan en forma integrada argentinos y uruguayos que reparten sus funciones en un 50 por ciento. La energía producida en la central alcanza a abastecer un 60% del sistema uruguayo y entre un 7 y un 9% del sistema argentino.

El avance del gobernador Urribarri alentó también al presidente de Salto Grande a impulsar un tren turístico desde Concordia hasta la estación Ayuí.

Comentá la nota