El Tren Patagónico sólo funciona gracias al Estado

La provincia de Río Negro aporta tres de cada cuatro pesos que necesita la empresa. El mayor gasto de la empresa es en el rubro personal. Tiene 280 empleados.
El Tesoro rionegrino otra vez volvió a convertirse la principal vía de financiamiento de la empresa Tren Patagónico para 2010.

Tres de cada cuatro pesos de su actividad le pertenecen a la provincia, sobre todo para atender la masa salarial de casi 280 empleados.

El presupuesto para el año en curso fue fijado en 24,2 millones, mientras que los aportes estatales se establecieron en 18,2 millones de pesos; según la resolución Nº 1.621 firmada por el ministro de Hacienda, Pablo Verani. De esta manera, se confirmó que la provincia seguirá ligada al andamiaje.

La mayor erogación corresponde a gastos en personal con 14,3 millones y luego le siguen muy por debajo los bienes de consumo para funcionamiento con 5,3 millones.

Hacienda aprobó un anexo presentado por el directorio sobre Rentabilidad y Resultados. La empresa calculó en el presupuesto que recibirá en este ejercicio la transferencia de esos fondos como así también que afrontará la ejecución del plan de emergencia de recuperación de material rodante (2,2 millones entre mantenimiento y el rubro "maquinaria y equipo"). Planteó como concepto textual: "el objetivo será la recuperación de la confiabilidad de los servicios de pasajeros y cargas".

En la actualidad, Tren Patagónico presta un servicio semanal entre Viedma y Bariloche con ida los viernes y regreso los domingos.

La frecuencia demanda unas 18 horas de viaje.

Desde noviembre, los convoyes van y vienen completos -alrededor de 460 pasajeros- entre cabeceras y estaciones intermedias. Las tarifas rondan los 50 pesos (segunda clase o "turista") hasta los 229 pesos en camarote. Si bien no se decidió incrementarlas como plantean los objetivos de la empresa que encabeza el intendente de Valcheta, Yamil Direne, existen precios subsidiados cuando se trata de residentes en la provincia de Río Negro.

Un segundo servicio que presta es el transporte de caliza entre Aguada Cecilio y la planta de Soda Solvay en San Antonio Oeste. Durante 2009, el gobierno anunció la compra de locomotoras nuevas pero hasta el momento el presupuesto no refleja esa decisión, y tampoco se anunció una inversión por fuera. Los trenes corren con locomotoras y material tractivo heredado de Ferrocarriles Argentinos que datan de la década del ´70, y cierta recuperación ferroviaria de infraestructura adquirida a la Red Nacional de Ferrocarriles (Renfe) de España durante la administración Massaccesi.

En cuanto a las tarifas, en teoría se mencionó que se prevé modificarlas, aunque la política trazada para 2010 aclara que "se instrumentarán de tal manera que el subsidio que otorga el gobierno provincial se destine a solventar en gran parte las tarifas de la clase económica, evitando que ese subsidio no abarate las tarifas de otro tipo de prestaciones".

Comentá la nota