EL TREN DE CARGA YA PUEDE LLEGAR AL PUERTO DE IBICUY

El ramal al puerto de Ibicuy quedó apto para el tránsito de transporte de carga a baja velocidad tras las tareas de reparación que ejecutó el gobierno en el tramo que llega al muelle • En tanto, el nivel de avance logrado hasta el momento en los frentes de obra iniciados para recuperar las principales trazas desde Paraná hasta Concepción del Uruguay, Concordia y San Salvador es del 35 por ciento.
Mediante cuadrillas contratadas por la provincia se reparó el tramo hasta el puerto de Ibicuy de 15 kilómetros que estaba intransitable. Allí se restituyeron varios centenares de durmientes, se colocaron miles de fijaciones y se agregaron tramos de vías donde no existían, a lo que se agregó una importante tarea de limpieza", detalló el titular de la Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos (Uefer), Carlos Molina.

"El acceso por vía ferroviaria a los muelles del puerto de Ibicuy está asegurado porque se han recuperado los kilómetros que van desde el troncal, cuya última estación se llama General San Martín, hasta el puerto", explicó Molina y agregó que ese tramo fue reparado por una cuadrilla que seguirá trabajando en el lugar. "Pero hoy podemos asegurar de que está en condiciones para que ingrese un tren con carga hasta el muelle", remarcó.

El titular de la Uefer aclaró que, si bien el tramo aún no está en óptimas condiciones, lo que sucederá en un par de meses, actualmente está apto para el tránsito de cargueros a baja velocidad, los que pueden llegar hasta el muelle lo que agrega potencialidad al único puerto de aguas profundas que tiene la provincia.

La reactivación de este ramal se suma a la ejecución al acceso al Puerto Ibicuy, desde la ruta nacional 12 al Paraje Roldán, en la ruta provincial 45, con una inversión de casi 80 millones de pesos. Con superávit financiero, galpones puestos a punto, dragado del canal de ingreso y pie del muelle, y la recuperación de un predio de 100 hectáreas el Puerto Ibicuy está operando a pleno en el sur entrerriano.

• Los trabajos

Se plantean recuperar -en esta primera etapa- más de 800 kilómetros de vías, además de material tractivo y rodante necesarios para restablecer el servicio ferroviario para el transporte de pasajeros y de carga.

A los 800 kilómetros aludidos se llegará si se concreta la recuperación de las siguientes trazas: Paraná – Concepción del Uruguay ( 280 km ); Paraná – Federal – Concordia ( 320 km .);

San Salvador – Caseros ( 100 km ) y los accesos a los puertos de Concepción del Uruguay, Ibicuy y Diamante.

El nivel de avance logrado hasta el momento es del 35 %, asegurándose desde la Uefer que en lo que resta del año se logrará poner en condiciones el ramal Paraná – Concepción del Uruguay y los accesos a los puertos de ésta ciudad y de Ibicuy.

Lo realizado hasta ahora se ha hecho con cuadrillas de ex ferroviarios contratados por la provincia. La novedad, que seguramente intensificará el ritmo de las labores, es que ya está en operaciones en territorio provincial la empresa Herso, adjudicataria de la licitación N° 1 de la Administradora de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado (ADIF). Mediante esta contratación nacional, que alcanza una suma de 30 millones de pesos, se pondrán en condiciones los sectores más comprometidos de los ramales mencionados. Esa empresa comenzó ya sus actividades y montó obradores en Estación Parera, Federal y Concepción del Uruguay.

El Gobierno provincial sostiene que la recuperación parcial del ferrocarril es necesaria y posible. Necesaria porque la iniciativa, aunque tardía, nos permite recuperar parte de este patrimonio productivo y posible porque el marco de relaciones con el gobierno nacional permite la realización de inversiones mutuamente complementarias que viabilizan el proyecto de recuperación y operación ferroviaria.

Asimismo, destaca que es necesaria también porque el transporte ferroviario presenta ventajas económicas directas y especialmente "externalidades" positivas como lo son la menor contaminación ambiental, la comunicación entre nuestras comunidades, la disminución del tránsito carretero mejorando la seguridad vial, etc.

El gobierno reconoce que el ferrocarril no volverá a ser lo que fue, no volverá a impactar como lo hizo antes ya que hoy existen otros medios y tecnologías más eficientes, pero al mismo tiempo ratifica la necesidad de recuperarlo parcialmente en nuestra provincia porque las poblaciones que están fuera de las rutas troncales y los sectores de la producción lo necesitan.

De acuerdo al ritmo de trabajo registrado desde el gobierno se asegura que antes de fin de año comenzarán los primeros viajes que unirán Paraná con Concepción del Uruguay.

El material rodante surgirá de la recuperación de seis máquinas cedidas a la empresa All, los vagones livianos para 150 pasajeros y la recuperación de vagones pulman que se realiza en un pequeño taller de Paraná. Todo ello producto de que prácticamente ha desaparecido la industria proveedora ferroviaria en el país.

El Gobierno se plantea el objetivo de generar vías en condiciones, material rodante digno y seguridad en el servicio como metas operativas.

• Restauración del edificio en Paraná

La recuperación de uno de los viejos galpones del ferrocarril, transformado en un pequeño taller destinado a restaurar coches de pasajeros, en el marco del Programa de Reactivación Ferroviaria iniciado por el gobierno, constituye la antesala de la recuperación del espacio urbano de esa zona de Paraná.

Previo a ello se trabajó en temas tan elementales como son limpieza, seguridad e iluminación. Lo que era "tierra de nadie" poco a poco se convierte en un espacio con más vida y más actividad laboral.

Además, la obra de la nueva calle que unirá avenida Racedo con Pronunciamiento y la restauración del edificio central en su diseño original permiten repensar la historia desde un espacio urbano privilegiado. Una cuarta parte, aproximadamente, de este trabajo ya se ha realizado con fondos y trabajo provincial. En tanto que la restauración del todo el edificio principal demandará una inversión de 1,8 millones de pesos.

Es que la reactivación del tren de pasajeros coloca a la antigua estación de ferrocarril en un lugar central en la vida paranaense. Para el Gobierno provincial, recuperarla será repensar la historia desde un espacio urbano privilegiado.

Sergio Portela, empleado de los talleres que funcionan en la vieja estación y dependen de la Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos (Uefer), manifestó que trabajan en la recuperación de coches para el servicio de pasajeros. "Para fin de año habremos recuperado coches que permitirán transportar aproximadamente 220 pasajeros. Para mediados del año próximo debemos superar los 300 pero además habrá que mantener los coches 0 km que se fabrican en la empresa Materfer y cuyo destino es Entre Ríos".

Una recorrida por los galpones donde trabaja un pequeño grupo de ex ferroviarios permite ver a soldadores, electricista, herrero, pintores, mecánicos y tapiceros, todos unidos por un único deseo: sentirse nuevamente ferroviarios y ver, en un futuro inmediato, correr las máquinas sobre las vías.

Portela agrega: "La ansiedad mayor por ver correr algún tren sobre la vía es nuestra. La mayoría de los que trabajamos en el plan provincial somos ex ferroviarios que cuando se produjo el desarme del ferrocarril en el país nos quedamos vacíos. Por eso, comenzar a restaurar los coches es algo que no se puede expresar en palabras. Ser parte de la recuperación ferroviaria, aunque sea de a poco, es para nosotros una alegría inmensa".

Fue en tiempo del General Racedo cuando se comenzaron en Paraná las obras de la Casa de Gobierno, el hipódromo y la catedral, entre otras, y se inauguró el Ferrocarril Central Entrerriano entre Paraná y Concepción del Uruguay.

Luego de cuatro intensos años de trabajo se inauguró - el 16 de mayo de 1887– la estación de ferrocarril en Paraná, constituyéndose en punto neurálgico para la formación de barrios obreros del sur de la capital.

El 1° de febrero de 1892, el Ferrocarril Central Entrerriano pasó a manos de la compañía Entre Ríos Railways, que cambió la fachada del edificio al trazar líneas de una construcción con rasgos británicos.

El predio, que posee 1300 de longitud por 200 metros de ancho, tiene una enorme potencialidad que aún se encuentra desaprovechada, ya que en él funcionan oficinas nacionales, provinciales, municipales, universitarias y también actividades privadas. Pasó de ser un centro neurálgico a un conglomerado de grises oficinas que lejos dejaron su inicial esplendor.

Más allá de su toque inglés y de la fuente que marca la presencia del imperialismo británico en nuestro país, el edificio tiene la oportunidad de volver a ser partícipe de la vida de paranaenses. Sin duda, su imponente fachada y su amplio ejido podrían ser revalorizados para actividades que atraviesen todos los campos y no limitarla solo a actividades de naturaleza ferroviaria.

Desde el gobierno se señala que "con el uso y destino del resto del espacio ferroviario los proyectos que se generen deberán ser consensuados entre la provincia, municipalidad y la comunidad ya que esta nueva oportunidad de mejor vinculación entre el sur y el centro de la ciudad debe ser una construcción colectiva. (APF.Digital)

Comentá la nota