TRELEW Repudio por los hechos de violencia generados por la conducción de la UOCRA

Pérez Catán pidió que diferencias sindicales se resuelvan mediante el diálogo e instó a la CGT a pronunciarse en ese sentido. Destacó labor policial para individualizar a los responsables.

El ministro de Gobierno y Justicia de la provincia, Máximo Pérez Catán transmitió "el repudio" del Gobierno del Chubut ante los hechos de violencia ocurridos este martes en Trelew frente a la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) cuando un grupo cuestionaba la desatención de la conducción del secretario General, Mateo Suárez, fue atacado a tiros desde la sede gremial.

"No puede ser que otra vez la UOCRA aparezca vinculada a hechos violentos, casi delictivos y más allá del natural derecho a reclamar y disentir nuestra responsabilidad es garantizar la seguridad pública" dijo el ministro por lo que expresó que "aquí hay que hacer un llamado a la reflexión. Es necesario que las diferencias de cualquier tipo, inclusive las sindicales se resuelvan por otro método que no sea el de la violencia y por lo tanto repudiamos que haya sectores que repelieron a trabajadores mediante el uso de armas de fuego", señaló el ministro.

"Hay que desterrar estas prácticas y aquellos que las impulsan y cobijan estas prácticas", insistió el ministro en otro tramo de la conferencia de prensa que brindó este martes pasado el mediodía en la Casa de Gobierno y opinó que "sería apropiado que la CGT se ponga en línea en este sentido diciendo que los conflictos hay que resolverlos mediante el diálogo y la búsqueda de consensos y no patrocinando patotas que resuelvan cuestiones mediante el uso de armas de fuego".

Cambio de actitud

Pérez Catán dijo que la Policía "está llevando adelante las diligencias pertinentes a los efectos de individualizar a los agresores" y pidió a quienes fueron agradecidos "tranquilidad", dado que expresó que "creemos que el esfuerzo de la Policía y la actividad judicial van a poder determinar quienes fueron los autores de esta salvajada".

El ministro recordó que "en inmediaciones de la UOCRA hay un jardín de infantes por lo tanto es una situación altamente delicada" y señaló que "esperamos que la conducción de la UOCRA que están en el local entiendan el mensaje y bajen los decibles de esta confrontación", solicitando además "un cambio de actitud".

Asimismo Pérez Catán transmitió a la ciudadanía "la preocupación" del Gobierno por esta situación así como "el repudio" por lo sucedido.

Ante consultas de la prensa opinó el ministro que "una diferencia de opiniones o un reclamo de un sector de la UOCRA no puede ser respondido de manera violenta y salvaje" y remarcó que por haberse cometido un delito "nos obliga a nosotros a tratar aquellos que actuaron de esta manera como delincuentes e individualizarlos para ponerlos a disposición de la justicia".

Comentá la nota