Treinta mil personas llegaron a Saladillo para la largada del Dakar

Unas 30 mil personas asistieron desde diversas provincias argentinas y países vecinos a Saladillo, una ciudad que tiene aproximadamente 40 mil habitantes, para seguir las alternativas de la largada del primer prime del rally Dakar que se corrió hoy hasta Trenque Lauquen.
Dos enviados especiales de EL POPULAR Medios cubrieron las alternativas de esta primera etapa, que comprende un enlace no competitivo -aunque si con suma de penalidades para quienes no respeten las normas de tránsito vigentes en el país- desde Trenque Lauquen hasta Santa Rosa, La Pampa. En el lugar denominado “El Bolsón”, que concentró a unas 15 mil personas con la presencia de brasileros, paraguayos y chilenos, entre el público de otras nacionalidades, también se destacó un matrimonio francés que es uno de los equipos de fotógrafos que seguirán todas las alternativas de la carrera contratados por los organizadores. En la faz deportiva, a las 8,55 empezaron a largar motos, cuatriciclos, autos (que se llevaron la mayor ovación) y a su turno los impactantes camiones que avanzaron encendiendo y apagando las luces y tocando bocina. El aliento fue ensordecedor para a los argentinos que participan en la competencia, tanto en motos como en cuatriciclos, donde está el piloto de Las Flores Marcos Patronelli, casi local debido a la cercanía entre su ciudad y Saladillo. Patronelli marchaba tercero cuando rompió la correa y a raíz del obligado recambio terminó séptimo en la primera etapa de clasificación. En lo que respecta a los automóviles, el mejor argentino fue Orlando Terranova en la séptima posición. La impresionante asistencia que tuvo la largada del Dakar en todo Saladillo, con unas 30 mil personas foráneas que llegaron en las últimas horas, fue definida como “una ciudad dentro de otra ciudad” a partir de la organización con seguridad privada, asistencia médica y la provisión propia de todo lo necesario para quienes están comprendidos de una u otra manera en el desarrollo del rally.

Comentá la nota