Treinta familias ocuparon tierras en los alrededores del Salto Berrondo

Tienen denuncia penal por usurpación presentada ante el Juzgado de Instrucción 2 que preside Horacio Alarcón y de desalojo ante el Juzgado Civil y Comercial 3, que dirige la jueza Teresa Hedman
OBERÁ. Hacia la Capital del Monte, pasando el municipio de San Martín, ya frente a la entrada del Salto Berrondo, sobre la ruta provincial 103, se observan pancartas que han instalado 30 familias, que desde hace un año vienen ocupando terrenos en inmediaciones del complejo turístico.

Fueron colocadas hace dos semanas, con leyendas como “Luchemos por el futuro de nuestros hijos” o “No al desalojo”. Primero fueron 40 familias, luego llegaron las presiones de abogados, las intimaciones de desalojos y finalmente sólo quedaron 30 grupos, que reúnen unas 100 personas.

Ante una de las denuncias, de tipo penal, por usurpación, presentada ante el Juzgado de Instrucción 2 de la segunda circunscripción, a cargo de Horacio Eriberto Alarcón, los intrusos son representados por el abogado Ramón Enríquez. Pero, además, enfrentan una intimación de desalojo, causa que lleva adelante Teresa del Carmen Hedman, jueza del Juzgado Civil y Comercial Nº 3.

Hace dos semanas comenzaron a llegar las intimaciones y citaciones. Entonces los ocupantes formalizaron la Comisión Vecinal Cacique Overá, cuyo presidente es Orlando Vallejos, uno de los primeros en ocupar un terreno pegado al complejo turístico. Montó su rancho al lado del ingreso al predio del Berrondo.

“Todo esto era capuera. No había alambrado perimetral siquiera, sólo abandono. Marqué mis tres hectáreas y en el plazo de un año hemos vencido el hambre y la desnutrición” manifestó Vallejos a El Territorio, mostrando plantaciones de maíz, porotos, pepinos, cría de gallinas ponedoras de huevos y cerdos que amamantan crías.

“Algunas familias necesitamos 3 hectáreas, otras cinco por cantidad de integrantes, lo único que queremos es trabajar, no tenemos ni queremos planes sociales” explicó José Ferreyra, otro de los intrusos, al frente de una familia compuesta por tres hijos, uno de ellos discapacitados.

Pozo Azul

Para el abogado Ramón Enríquez, para contemplar este nuevo caso de intrusión hay que remontarse a la legislación que se aplicó para aquellas familias que ocuparon tierras sobre la ruta provincial 17, en toda la extensión de Pozo Azul (Municipio de San Pedro).

De todas formas, las familias en conflicto en el norte misioneros tienen décadas de ocupación, y en ese contexto se negocia que los terrenos sean expropiados por el Estado y que luego los ocupantes compren la tierra al Estado. Allí, los avances son lentos y la problemática de intrusión en tierras privadas se incrementó en los últimos años.

En la mayoría de los casos fueron indocumentados y sin permisos de ocupación que fueron asentándose en propiedades de Colonizadora Misionera, Puente Alto SA, Maderas Nativas y otras empresas locales.

“Estas tierras en cercanías del Berrondo estaban abandonadas. Es sencillo, esta gente no tiene dónde ir, estaban sufriendo el hambre y la desnutrición de sus hijos y ahora que están trabajando, aparecen los dueños. Estaban totalmente abandonadas, no había signos de ocupación”, detalló Enríquez, afirmando que hay dos juicios contra las familias intrusas.

El integrante del Movimiento Agrario Misionero, ex titular de CTA Oberá, confió que sólo los representa ante la denuncia presentada ante Alarcón, ya que antes de que llegue la intimación desde el juzgado que encabeza la jueza Hedman fue designado al frente de una repartición que depende de la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar.

“Soy optimista, ya que hay voluntad en el Gobierno Provincial de generar solución a los intrusos que producen alimentos. Ahora es tema de la Justicia y hay que dictar leyes que se ocupen del tema”, confió el abogado.

“Hay desprotección desde el punto de vista de la aplicación de la ley. Desde el 94, la Reforma introdujo muchas variantes que hacen al Pacto de San José de Costa Rica. Y está la Ley de Colonización y Arraigo”, finalizó.

«« Regresar

Comentá la nota