Tregua transportista en la búsqueda de una solución

SAENZ PEÑA (Agencia) —Con la finalidad de encontrar una solución al conflicto, los transportistas mostraron apertura al diálogo con el gobierno y resolvieron otorgar una tregua hasta mediados de esta semana con la finalidad de evitar los cortes de ruta aunque expusieron el grado de afectación que tienen por la paralización del trabajo en los últimos cuarenta días.
Aún cuando los transportistas fijaron una tregua en el paro que llevan adelante en reclamo por un aumento del precio del flete de granos, prácticamente la actividad sigue paralizada. Esto marca la crisis que atraviesa al sector productivo, que afecta también a los otros actores de esta discusión por el costo del transporte que son los productores y las cerealeras.

A mediados de semana los transportistas del interior provincial iniciaron un paro, se movilizaron hasta la rotonda de Sáenz Peña y amenazaron con cortar las rutas, en reclamo de un aumento en el precio de flete. El cual pretenden que se incremente de 123 a 150 pesos al puerto de Rosario.

Esta discusión es importante, porque en días más comenzará el fuerte de la cosecha de girasol, uno de los cultivos de mayor extensión de la provincia, después de la soja. Por esos los camioneros quieren fijar de antemano las pautas, para no trabajar a pérdida.

Pero por el otro lado, los productores señalan que no están en condiciones ni siquiera de pagar los precios que se fijaron el año pasado, de 123 pesos por tonelada a Rosario, teniendo en cuenta las bajas cotizaciones de los granos. Por eso, a través de Federación Agraria y las cooperativas, presentaron una propuesta para establecer el valor del flete a Rosario en 90 pesos por tonelada. Oferta que fue rechazada inmediatamente por los transportistas.

Mientras que los acopiadores señalan que las grandes empresas como Compañía Argentina de Granos, Aceitera General Deheza, y Bunge, por mencionar algunas, corren con la ventaja de pagar menos de 80 pesos por tonelada de granos a Rosario. Y con esto se llevan el 70% del mercado, y le quitan las posibilidades de acopio a las empresas chicas que ya comenzaron a desaparecer.

Entonces, estos tres sectores acordaron pedirle al gobierno provincial que subsidie o busque un mecanismo de compensación que permita pagar el precio que pretenden los transportistas, pero sin que esto impacte en los productores o acopiadores.

A la espera

de respuestas

Ayer los transportistas esperaban todavía una respuesta de parte del gobierno provincial para no volver al paro o concretar la amenaza de cortes de rutas. “Aparentemente todos tenemos ganas de arreglar las cosas. Pero hay que ver qué pasa con el gobierno el tema pasa por ahí”, dijo Alberto Viña, dirigente de los camioneros que están en este reclamo.

La cooperativa de transportistas de Sáenz Peña que está a la cabeza de este pedido para el aumento de las tarifas de los fletes de granos, está integrada por dueños de camiones y por algunos choferes.

“Si no tenemos una respuesta, vamos a seguir con la misma. Por eso estamos consultando con la gente de los otros pueblos, para resolver los pasos a seguir”, dijo el dirigente de los transportistas.

Más allá de esto, Viña reconoció que el sector atraviesa una grave crisis. Incluso cuando levantaron el paro, ayer no hubo prácticamente trabajo. “En este momento nadie esté cargando, porque desde el campo no pueden sacar la producción a causa de la lluvia de ayer. Creemos que mañana se va a mover con el tema del acarreo, y ahí vamos a saber si se respetan los valores de los fletes”.

Comentá la nota