Tregua en los subtes hasta la reunión con Tomada

Tregua en los subtes hasta la reunión con Tomada
Tal como lo solicitó el ministro de Trabajo, los trabajadores decidieron en asamblea no realizar paros hasta el próximo miércoles, cuando escucharán la nueva oferta del funcionario.
Finalmente, los trabajadores del subte decidieron en forma mayoritaria acatar el pedido de tregua hasta el próximo miércoles realizado por el Ministerio de Trabajo, a la espera de una respuesta oficial a su reclamo de inscripción gremial. Sin embargo, hubo diferencias en las definiciones, porque desde la Línea B se votó rechazar la oferta de Carlos Tomada y realizar el paro de 48 horas que tenían previsto para la semana próxima.

Durante toda la jornada, los empleados de la seis líneas y el Premetro, liderados por los sindicalistas de base denominados "metrodelegados", realizaron asambleas en las que debatieron la propuesta del gobierno de mantener una tregua hasta el 25 de noviembre. Tras esos contactos, el gremialista Néstor Segovia confirmó a DyN que "salvo la línea B, todo el resto de los compañeros votaron esperar hasta la semana que viene para conocer cuál es la respuesta a nuestro pedido de inscripción del sindicato".

El miércoles fueron citados por el ministro Carlos Tomada los ex delegados que no tienen reconocimiento oficial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), ni del gobierno, ni de la empresa Metrovías, para notificarlos de la decisión frente al pedido de que inscripción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP).

Sin embargo, el "metrodelegado" de la línea B, Claudio Dellecarbonara, aclaró que "en forma mayoritaria los compañeros decidieron rechazar la propuesta del gobierno y retomar en forma urgente las medidas de fuerza, porque el Ministerio de Trabajo no cedió en nada su posición".

El dirigente sindical de base argumentó que el rechazo se debió a que el organismo que conduce Carlos Tomada "no aceptó el pedido de inscripción y rechazó la eliminación del descuento del 1% de nuestros sueldos para la UTA, que son los dos reclamos principales".

Ante la existencia de la divergencia, un grupo de los "metrodelegados" se convocará en una reunión para definir una posición común, aunque descartan que se altere la resolución mayoritaria. "Todos acá actuamos en conjunto, no es la primera vez que pasa esto, sólo que ahora es todo muy público. Tenemos un lema que es `más vale equivocarnos todos que acertar uno sólo´", dijo a Críticadigital "Beto" Pianelli, delegado de la Línea E. "Al ser sólo la línea B, la proporción es baja como para modificar la idea mayoritaria", aclaró.

Más allá de la disidencia en el frente interno, Segovia aseguró a DyN que en la reunión del miércoles esperan que "Tomada autorice la inscripción y se defina sobre el descuento", pero aceptó discutir "otras fórmulas intermedias", como la "tutela gremial" que surgió en las últimas horas.

Comentá la nota