Tregua en la negociación salarial con los municipales

Tras el rechazo a la propuesta de 7% de aumento en tres cuotas, los delegados escucharon explicaciones del intendente. Hoy la directiva del gremio intentará acercar posiciones con funcionarios del Ejecutivo.

Los delegados del personal municipal le ratificaron ayer al intendente Gustavo Pulti que rechazan la propuesta de pago de un 7% de aumento salarial en tres cuotas, la última de las cuales la percibirían en febrero, pero accedieron a esperar por lo menos hasta este viernes antes de tomar ninguna decisión sobre medidas de fuerza.

Sin embargo, de hecho la tregua se extenderá hasta principios de la próxima semana ya que hoy la conducción del sindicato se reunirá con los negociadores designados por Pulti, los secretarios José Cano, Ariel Ciano y Mariano Pérez Rojas, y durante el resto de la semana se acercarán al cuerpo de delegados para analizar el curso de la negociación -y esperar si surgen novedades- con vistas a una asamblea general del gremio que está prevista para los primeros días de la semana venidera: recién entonces y si no hubiera acuerdo podrían plantearse medidas de acción directa, admitieron ayer referentes del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) ante una consulta de LA CAPITAL.

"El problema es el plazo que plantea el intendente", explicó Hugo Poli, secretario de Prensa del STM con referencia a pagar el aumento en tres cuotas, una de 2% en octubre, una segunda de 2% en noviembre y la última, de 3% en febrero de 2010. "No hay una posición uniforme, pero se pretende que sea en un lapso de tiempo más breve de lo que propuso Pulti", añadió el dirigente.

La conducción del sindicato ya acordó convocar a asamblea para la semana que viene y -según Poli- "allí se pondrá a consideración de los afiliados la propuesta y plazos definitivos del Ejecutivo. Si la gente no está de acuerdo, nos encontraríamos cerca de tomar una medida de fuerza", manifestó.

De todos modos, queda claro que la postura de directivos y delegados del sindicato está lejos de ser beligerante y ha tomado esta negociación con paciencia y atendiendo las dificultades económicas de la comuna. "Sería bueno encontrar un punto de acuerdo porque no conviene a ninguna de las partes llegar a este punto" de conflicto, continuó evaluando el secretario de Prensa del STM.

Comentá la nota