Tregua hasta febrero en la protesta que se realizaba en Palpalá

Trabajadores con planes sociales que se desempeñan en la Municipalidad de Palpalá decidieron poner fin al acampe que realizaban desde hace varios días atrás, y que incluso fue escenario de hechos de violencia, y darle una tregua a la comuna siderúrgica hasta febrero en su reclamo de pasar a planta permanente.
Los trabajadores, con el apoyo del gremio ATE, resolvieron levantar las medidas que se realizaban en el Centro Cívico y que tuvieron muchos momentos de tensión, al comprometerse el Estado provincial a abonar un aguinaldo de 50 pesos, una diferencia de 100 pesos y bolsones de mercadería.

Tanto el gremio como los que cobran el subsidio de desempleo también acordaron mantenerse expectantes de que el gobierno provincial cumpla con lo comprometido, aunque sus dirigentes aseveraron que la lucha se retomará en febrero en primera instancia.

En los últimos días el Centro Cívico palpaleño, donde además del municipio hay un cine teatro y funciona la terminal de ómnibus, retomó su imagen de normalidad luego de casi un mes de protesta de trabajadores, en su mayor parte con casi diez años de servicio, que exigían mayor estabilidad laboral.

Algunos trabajadores procedieron a levantar toda la basura que se generó con la protesta, como las gomas quemadas y palos para el armado de las carpas.

Hay que recordar que en el momento más duro de la protesta, los que acampaban se enfrentaron con otros trabajadores municipales, al no dejar salir los camiones recolectores de residuos, y que se produjeron daños en diferentes oficinas de la comuna siderúrgica, con denuncias que obran en la Justicia.

Comentá la nota