La tregua entre APOS y clínicas termina a fin de mes

La tregua entre APOS y clínicas termina a fin de mes
Es el plazo que ambas partes se dieron para renegociar los convenios. El ministro de Salud, Gustavo Grasselli, reclamó ‘participación’ del sector privado ‘para gastar mejor en salud’. Cuestionó que haya ‘tantos partos prematuros’ en las clínicas. Pero la discusión no es por la calidad prestacional, sino por la plata.

Las autoridades del Ministerio de Salud y de la Obra Social provincial (APOS) firmaron con los representantes de las clínicas Incor, Mercado Luna, Sanatorio Rioja, Natal, Maternidad y Colegio Médico Gremial, un acta acuerdo que dispuso la prórroga del convenio vigente hasta fin de mes. Además, se estableció la realización de encuentros de trabajo durante el mes de mayo, con el fin de analizar técnicamente la situación desde el punto de vista arancelario.

Participaron directivos de las citadas clínicas y sanatorios, el ministro de Salud, Gustavo Grasselli; el secretario de Salud, Elio Díaz Moreno; el titular de APOS, Oscar Martínez y Carlos Herrera, directivo de la obra social.

El ministro Grasselli sostuvo que "fue una reunión importante para comprometernos hacia un nuevo sistema integrado de salud, donde todos tengamos participación y que no sea sólo Salud Pública quien cargue con las estadísticas nefastas que ocurren en la población y que son de todos los ciudadanos de La Rioja".

Grasselli explicó que "cuando tenemos tasas elevadas porque carecemos de acciones sanitarias, a veces se necesita participación e integración de la parte privada para que no tengamos repetición en los estudios".

En ese sentido dijo que "se buscará articular donde estamos fallando; por ejemplo por qué hay tantos partos prematuros en clínicas privadas, quizás se tengan que mejorar los controles en el embarazo y, de esa forma, unificar criterios y tener una historia clínica única para toda la provincia, para gastar mejor en salud, porque yo creo que se vino gastando mal, se gastaba mucho en enfermedad y no en prevención".

Con respecto a la reunión, señaló que "se llevó a cabo con el sentido de no perjudicar a la comunidad, para tratar de llegar a un equilibrio y ver que no toda la responsabilidad es de la obra social ni del gobierno provincial, sino de la situación económica provincial, nacional y mundial que estamos viviendo".

El acuerdo con la obra social

El administrador de APOS, Oscar Martínez, recordó que el convenio con la obra social vencía el 30 de abril y durante ese mes se mantuvieron reuniones con los representantes de las clínicas y sanatorios, sin poder llegar a un acuerdo.

Martínez consideró al respecto que "hay que tratar de compatibilizar los problemas económicos y financieros que tienen las clínicas con la situación provincial que obedece a un contexto nacional de caída de la recaudación y, por lo tanto, de menores ingresos para la provincia, que además forma parte de la crisis mundial".

"En esos encuentros no pudimos llegar a un acuerdo porque no podemos otorgar aumentos de aranceles si no contamos con los recursos necesarios", resaltó.

Luego comentó que a partir de allí se realizó una reunión la semana pasada y otra el miércoles 6, donde se logró prorrogar esta situación para poder estudiar en profundidad y tratar de compatibilizar los intereses del sector público y las posibilidades del gobierno provincial, con los intereses del sector privado.

En ese contexto, dijo que "se sinceraron diferentes cuestiones para mejorar la relación y poder sentarnos en una mesa de negociación, sabiendo las posibilidades que tiene la provincia y las necesidades que tienen las clínicas". En este sentido, "se buscará articular mecanismos que nos permitan seguir funcionando y seguir siendo prestadores de estos centros, siempre en beneficio del afiliado".

Finalmente comentó que "firmamos un acta y acordamos para que en estos días comencemos con las reuniones y analicemos más técnicamente toda la cuestión desde el punto de vista arancelario".

Comentá la nota