A través de una TV de 20", Menem escuchó la acusación por las armas

Durante 4 horas, sin signos de enfermedad pero avejentado, vio la imputación fiscal.

Por: Julio Aiub Morales

A través de un televisor de 20 pulgadas, el ex presidente Carlos Menem escuchó ayer aquí una extensa y dura acusación de la fiscalía que le endilgó de haber brindado "un aporte indispensable y necesaria" para el contrabando de armas a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995. Elegantemente vestido con un impecable traje azul cielo pero avejentado, Menem siguió sin inmutarse y por videoconferencia la acusación que le hizo durante cuatro horas la fiscal Alicia Sustaita desde Buenos Aires en el local que el Consejo Federal de Inversiones tiene en esta ciudad. La ley obliga a que el acusado esté en persona frente al tribunal, pero se usó este método televisivo por los informes contradictorios sobre la salud de Menem (78 años) a quien no se lo vio como un enfermo convaleciente.

Durante la lectura Menem estuvo acompañado de su abogado defensor, Maximiliano Rusconi y se mantuvo en silencio. Sólo tomó agua y fue varias veces al baño. Estuvieron acompañándolo su médico y dirigente menemista, Carlos Santander, así como su primo, el contador Armando Menem.

Afuera, en la calle bajo un sol pesado, un grupo de manifestantes que no llegaba a la docena, tiraban bombas y cantaban a favor de Menem, mientras la mayoría de la población riojana estaba preocupada por los cortes de energía y agua potable debido al calor.

La lectura de la acusación fue efectuada por el secretario del TOPE, desde el auditórium de la Facultad de Derecho de Buenos Aires donde a través de una megapantalla lo veían los jueces Luis Imaz, Horacio Artabe y Héctor Acuña, junto a fiscales y abogados.

La primer parte fue para la acusación de la fiscalía y la segunda para la que efectuó la Aduana Nacional que es la querellante en la causa. La acusación de la fiscalía detalla minuciosamente el envio de cañones pesados, minas antipersonal, pólvora y otros elementos de Fabricaciones Militares. En total fueron a Ecuador y Croacia 6500 toneladas.

La fiscalía detalló que las maniobras permitieron el cobro también ilegal de reintegros por exportaciones y señaló que el entonces embajador en Panamá, Juan Bautista "Tata" Yofre, le había advertido a Menem que ese país estaba prácticamente tomado por las fuerzas de Estados Unidos que lo habían invadido en 1991 y sin fuerzas armadas. Por lo cual, dijo la fiscal, no estaba en condiciones de comprar ningún cargamento de armas de guerra. Sin embargo, Menem firmó el decreto autorizando al exportación un mes después.

Al salir, Menem fue rodeado por aquellos simpatizantes y señaló que la acusación "es una mentira, una barbaridad, nunca he visto una cosa igual".

Por su parte, el abogado Rusconi anticipó que pedirá la nulidad total de la imputación, porque "carece de sentido común".

El Tribunal anunció que la causa continuará el martes próximo a las 9 en los tribunales de Comodoro Py, a donde deberá concurrir Emir Fuad Yoma, ex cuñado y ex asesor de Menem, también en calidad de imputado. En la sala también estuvo el juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena y la secretaria Virginia Granillo Valdéz que hicieron firmar el acta respectiva, un mes y medio después de iniciado este juicio histórico.

Comentá la nota