A TRAVÉS DE UN DOMICILIO FISCAL ELECTRÓNICO Los contribuyentes podran recibir información de ARBA

(DIB).- La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) anunció la incorporación de una nueva herramienta para los contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos: se trata del Domicilio Fiscal Electrónico Arba que permitirá agilizar las comunicaciones entre el organismo recaudador y 1.200.000 ciudadanos que ejercen actividades comerciales bonaerenses...
Este sistema posibilitará que los contribuyentes adheridos reciban vía electrónica las citaciones, notificaciones, intimaciones y toda clase de comunicación de su interés que emita el organismo. Por lo tanto, cada usuario contará con un espacio virtual personal donde el fisco lo irá reportando de todas las novedades de su incumbencia.

Para registrar el domicilio fiscal, Arba constituirá un perfil de usuario específico y único para cada sujeto que se encontrará asociado a la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) del contribuyente o responsable, y la clave de acceso será su Clave de Identificación Tributaria (CIT).

Los interesados en obtener su domicilio fiscal electrónico deberán manifestar su voluntad expresa de aceptación a través de la suscripción del Formulario de Adhesión alojado en www.arba.gov.ar/Empresas/Trámites/ Domicilio Fiscal Electrónico - Adhesión, y una vez completo, firmado e impreso, tendrán que entregarlo en los centros de servicios locales de Arba.

Cuando el contribuyente se haya adherido al sistema expresa y voluntariamente, la Agencia comenzará a remitir la información vía electrónica y dará por debida y legalmente notificadas las resoluciones, disposiciones y comunicaciones que emita la Agencia. En tanto, aquellos que no se hayan adherido explícitamente, recibirán las comunicaciones sólo con carácter informativo y prevalecerán los medios tradicionales de notificación a los efectos legales.

Es importante destacar que los contribuyentes y/o responsables que constituyan el domicilio fiscal electrónico podrán autorizar a una o más personas para acceder a las comunicaciones electrónicas.

A la vez, hace más eficiente la comunicación con los contribuyentes y desvirtúa la posibilidad de que se produzcan inconvenientes en detrimento de quienes tributan, como consecuencia de eventuales retrasos en la recepción de las distintas informaciones. Si bien en una primera etapa este sistema alcanza a los contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, Arba prevé extenderlo a todo el universo de ciudadanos que tienen obligaciones tributarias. (DIB)

Comentá la nota