A través de un comunicado el Diputado Eduardo Gargiulo criticó al gobierno por no ocuparse de cuestiones centrales para la comunidad

El Diputado Provincial Eduardo Gargiulo, mediante un comunicado de prensa reprochó al gobierno provincial por no ocuparse de temas centrales para la sociedad de San Luis como la salud y la seguridad. En vez de eso, prioriza actividades fatuas y triviales como traer las Scolas do Samba y otros artistas del Carnaval Brasilero.
El Diputado señaló como uno de los ejemplos de la ausencia de preocupación del Gobierno provincial por su comunidad que "a pesar de los constantes reclamos que hicimos durante el 2009, para saber porqué no se habilita la Clínica Modelo Materno Infantil de DOSEP, cuya obra está finalizada, nunca obtuvimos respuesta. Este es un servicio fundamental que anhelan gran cantidad de vecinos del sector oeste de Villa Mercedes, pero a este paso seguramente pasará otro año parada y la inaugurarán para las elecciones de 2011".

Otro de los ejemplos que indicó Gargiulo fue lo ocurrido en Justo Daract, "donde la diputada Mónica Ruti está trabajando en una denuncia que le hizo llegar una paciente diabética que recibió insulina vencida en el hospital de esa ciudad. Aparentemente le entregaron ese medicamento en enero con fecha 12 de diciembre. Si esto es real, estamos ante un hecho ciertamente criminal, porque sabemos que se trata de una enfermedad que necesita permanentes controles y una cosa así coloca al paciente en riesgo de muerte ante un pico diabético".

También. Agregó el Diputado Provincial, "es preocupante y dramático lo que están padeciendo los integrantes de Colonia Los Manantiales con el florecimiento de las napas y el surgimiento de cursos hídricos que continúan destrozando campos y aislando productores, porque nuevamente ha quedado cortada en distintos tramos la ruta 33".

Estas y otras problemáticas señaladas en el comunicado o como la inseguridad creciente, la pérdida de los bienes materiales de muchas familias por los desbordes de ríos y enfatizó: "Lo que da bronca e impotencia es observar que mientras pasa todo esto el gobierno aparece más ocupado en poner su energía en cuestiones frívolas y superficiales, demostrando su falta de vocación por resolver problemas centrales como los que describo. No estoy en contra del carnaval ni del deporte, pero esto marca que hay una confusión de prioridades. Todo sigue igual o peor, antes era pan y circo, ahora cine y carnaval".

Comentá la nota