Traverso adjudicó al campo un rol decisivo en el resultado de las elecciones.

La mueca de felicidad se le hacía imposible de ocultar en el rostro a Néstor Traverso, emblema de la lucha agropecuaria local en los tiempos más ácidos del conflicto con el gobierno nacional por la suba de las retenciones a la soja.
Y como él, los hombres del campo juninense sintieron suya la victoria que significó el fracaso kirchnerista en las elecciones, y lo vivieron como quien recibe el premio más codiciado.

De ese modo lo dejó evidenciado ayer el dirigente de la Federación Agraria Argentina en declaraciones con La Verdad, en medio de un diálogo en el que habló de "expectativas renovadas" y de la alegría por haber sido testigo del momento en que "alguien derrotara a esta gente", esto último en alusión al matrimonio presidencial.

"La verdad es que ayer (por el domingo) fue un día muy bueno. Se cumplió nuestra expectativa de que alguien derrotara a esta gente, con una elección muy buena da De Narváez y la Coalición. Con esto, ya no van a tener superpoderes ni gozar de ciertos privilegios", sentenció un Traverso envalentonado por el efecto del comicio.

De todas formas, llamó la atención de los chacareros al avisar que "ahora tenemos que estar preparados porque de acá a diciembre nos pueden llegar a hacer un montón de cosas, aunque al haber perdido la mayoría van a tener que revertir su modo de actuar y empezar a dialogar con quienes les han ganado".

En el terreno de la mesura post electoral, Traverso pidió que ojalá (los Kirchner) no actúen con resentimiento. "Hoy se han dado cuenta de que el campo les hizo mucha fuerza y que el conflicto les afectó mucho sus ideas. Si el campo terminaba destruido, el hambre iba a ser muy grande en Argentina", aseguró.

Sobre el desempeño que el ruralismo aguarda de quienes resultaron fortalecidos tras la votación del domingo, Traverso se mostró ilusionad: "Personalmente, estuve charlando mucho con quienes ganaron y saben que si la producción se para del todo, el país se va a pique".

"Dicen querer que el país produzca para que la cadena comercial vuelva a funcionar. Para que ello ocurra hay que fomentar la ganadería, la actividad tambera y la producción de trigo y maíz, que fue destruida. Si entre todos nos preocupamos, en tres o cuatro años la Argentina debe volver a ser el lugar que fue siempre y salir del pozo en que cayó", aseveró.

Comentá la nota