La traumática salida de Augusto Cervo del Modelo

La traumática salida de Augusto Cervo del Gobierno, pone en tela de juicio la política de ascenso de "jóvenes brillantes" y renovadores de la política, que dice practicar el Gobierno.
El joven Cervo parece haber sido víctima de las necesidades oficiales.

"Está muy mal. Con la ola de rumores, sólo había pedido que le avisaran con anticipación y no le dijeron nada hasta el martes, cuando el nuevo asumía el jueves", cuentan en voz baja los funcionarios que vieron el destino de estrella fugaz del ex-ministro de Comercio Exterior, que no recibió una sola muestra de solidaridad de sus colegas, un detalle que no habla muy bien de la solidez de esos equipos.

La desazón del ex-funcionario se tradujo en un solo gesto: no asistió al acto de asunción de su reemplazante, Eduardo Arzani, un dirigente cuyos simpatizantes suponen que es tan famoso que nadie podría confundir "Eduardo" con "Ricardo".

Arzani no se comportó con demasiada gentileza tampoco. "No", le respondió secamente al periodista que le preguntó si su antecesor cumpliría algún rol en su Ministerio.

Pero como en la política todo es transitorio, en plena oscuridad suele hacerse alguna luz.

"¿Cómo estás pibe? Estas son cosas de la política, no les des tanta importancia. Pasá a tomar un café o llamame. Acá tenés mi número", le dijo a Cervo un hombre que lo reconoció cuando el ex-ministro paseaba por Playa Unión.

Es que Norberto Yauhar casi nunca descansa.

Comentá la nota