"Lo que trató de hacer Honduras es contener los abusos de Chávez"

El empresario Amílcar Bulnes acusó al presidente de Venezuela de "intervencionismo"
TEGUCIGALPA.- Al mando de la cúpula empresarial hondureña desde el año pasado, el industrial Amílcar Bulnes afirmó en una entrevista con LA NACION que las sanciones que anunció la comunidad internacional contra Honduras no se van a aplicar en la práctica, porque violarían tratados internacionales, al tiempo que señaló que uno de los motivos que generaron el conflicto fue el "intervencionismo" de Hugo Chávez en su país.

Desde su puesto de máximo dirigente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), este empresario con negocios en el sector de artes gráficas y propietario de centros comerciales se mostró totalmente confiado en que el país volverá a ser reconocido plenamente por la comunidad internacional tras las elecciones de noviembre, y sostuvo que la administración de Barack Obama "está equivocada" al repudiar la destitución forzosa del presidente Manuel Zelaya.

-¿Cómo está afectando económicamente a Honduras esta crisis institucional?

-La crisis nos está afectando, sin duda. Cuando hay marchas en uno y otro sector, cuando la mala prensa internacional dice que aquí hay muertos, que hay cadáveres por todos lados, etcétera, eso afecta. Aquí no va a venir ningún turista que lea esto. Honduras recibe un millón de turistas al año; ahora obviamente ha habido una merma en el sector, pero hay que decir que el aparato productivo del país se mantiene intacto y que la banca privada tiene 1500 millones de dólares de liquidez. Nosotros veníamos ya de una situación de crisis, que es global, por eso el PBI bajará este año cuatro puntos porcentuales y tendremos un déficit fiscal del 4 por ciento. Pero no por el conflicto actual.

-Pero ¿no les preocupan las sanciones que han anunciado los organismos multilaterales, la Unión Europea, Estados Unidos y algunos gobiernos de la región?

-Las sanciones políticas están ahí [suspensión de la participación de Honduras en la OEA], pero las sanciones económicas no se van a aplicar en la práctica, porque si hay una sanción económica contra Honduras, la comunidad internacional estará violando tratados tanto bilaterales como multilaterales. Estoy seguro de que esas sanciones no se van a concretar, porque los tratados son ley y la ley no se puede romper por una decisión política.

-¿No le preocupa que esa presión internacional pueda seguir después de las elecciones de noviembre?

-Yo no creo que vaya a seguir. Una vez que se celebren las elecciones, todo volverá a la normalidad. Tarde o temprano, el mundo recapacitará y entenderá que lo que se trató de hacer en Honduras fue, entre otras cosas, contener los abusos de Hugo Chávez en el país.

-¿Quiere decir que se destituyó forzosamente al presidente por el recelo que provocaba su relación con Chávez?

-El intervencionismo de Chávez era realmente muy preocupante para nosotros. Su presencia en los asuntos del país era excesiva.

-Y su relación con sus socios comerciales de América Central ¿tampoco se resentirá?

-En absoluto. América Central es una región muy interdependiente. Lo que afecta a un país afecta a los demás. Los presidentes de Guatemala y de El Salvador nos aseguraron que no habrá sanciones ni bloqueos aduaneros. No les interesa.

-Estados Unidos ha pedido la restitución de Zelaya y está realizando presiones, como la revocación de visas a funcionarios del gobierno de Roberto Micheletti. ¿Qué piensa de la posición del gobierno de Barack Obama en la crisis hondureña?

-Creo que la posición de Estados Unidos ha sido muy dura con Honduras. Yo creo que se están equivocando. Pero cada país es soberano para tomar las decisiones que crea convenientes. Creo que en la diplomacia no se pueden permitir equivocaciones, y se han equivocado, tanto Estados Unidos como el resto de la comunidad internacional. En cuanto a la revocación de visas por parte de Washington, están en su derecho de hacerlo. Yo no voy a criticar la política exterior de la Casa Blanca por lo que digan o hagan ahora. Vamos a sobrevivir a esta situación.

-Ustedes no hablan de golpe de Estado. Pero expatriar por la fuerza a un presidente es eso, ¿o no?

-Hay que tener en cuenta los antecedentes, hay que saber lo que estaba pasando en el país antes del 28 de junio. Hay que acordarse de la toma de Zelaya de una base militar para sacar de allí las boletas de esa consulta electoral ilegal que quería celebrar, hay que recordar que había incumplido órdenes judiciales que se oponían a la consulta...

-Zelaya acusa a la "oligarquía dominante" en el país de ser el cerebro de su derrocamiento?

-Eso es absolutamente falso, yo he sido amigo suyo, y muchos de los principales empresarios hondureños hemos tenido muy buenas relaciones con él. Mire, los dos primeros años tuvimos uno de los crecimientos del PBI más altos de la región. Pero luego él [Zelaya] tomó otro discurso, el discurso de los pobres contra los ricos. Y le voy a decir una cosa: aquí en Honduras no hay gente rica, bueno, hay muy pocos, pero no es éste un país avasallado por los poderosos. No existe esa definición de país en Honduras. Y la prueba es que si lo fuera, entonces el discurso de Zelaya habría tenido eco. Y no lo ha tenido.

-Como cúpula empresarial, ¿apoyarán los acuerdos que, eventualmente, se alcancen en San José?

-Estamos totalmente a favor de la mesa de diálogo del presidente [costarricense Oscar] Arias. Y aceptaremos todo lo que allí se decida, siempre que esté apegado a la ley.

-Incluida la restitución de Zelaya en su cargo?

-Si está apegada a la ley, sí.

Zelaya le pide a EE.UU. más medidas

* MANAGUA (EFE).? El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, pidió ayer al gobierno de Barack Obama que embargara las cuentas bancarias de los golpistas en Estados Unidos y que continuara "apretando" al gobierno de facto. Desde Nicaragua, Zelaya reconoció que la decisión de Obama de revocar las visas de cuatro funcionarios significa "una señal y un gesto de que no se aceptan los golpes de Estado". Pero también demandó a Obama "continuar apretando a los golpistas" y embargar su dinero. "Todo lo que ellos se roban en Honduras lo van a depositar a Miami", dijo.

Comentá la nota