Tratarán el régimen penal para jóvenes

Debatirán en el Senado de la Nación una iniciativa para que los menores de edad sean alojados sólo en institutos especializados.
El Senado de la Nación trataría la semana que viene un proyecto para crear un régimen especial de tratamiento para menores de 18 años que hayan cometido delitos.

La diputada nacional por Salta, Sonia Escudero, es coautora de la iniciativa, que ya cuenta con aprobación en general desde el 8 de julio pasado. Escudero opinó que la propuesta "implica una instancia superadora con respecto al sistema vigente, que es inconstitucional porque deja a los jóvenes librados al arbitrio de un juez de menores por tiempo indeterminado".

El nuevo proyecto busca limitar las penas y garantizar derechos de los niños como el de ser escuchados y contar con defensa técnica.

La propuesta apunta también a que el encierro de chicos tenga carácter excepcional y que se busquen otros métodos de tratamiento.

"El sistema prevé la privación de la libertad cuando no pueda lograrse la corrección por otro medio. Se establece un amplio abanico de sanciones como reparación del daño causado o prestación de servicios a la comunidad", definió la legisladora.

Además, el alojamiento de menores de edad que tuvieron problemas con la ley debería hacerse sólo en centros especializados.

La salteña consideró que "el Congreso se encuentra próximo a saldar una de las grandes deudas legislativas en materia de derecho penal".

El texto sería llevado al recinto la semana próxima y pertenece también a la legisladora mendocina Marita Pérceval y al senador jujeño Gerardo Morales.

También se incorporaron aspectos de la iniciativa que hace tiempo presentaron el ministro de la Suprema Corte, Eugenio Zaffaroni y la académica de la UBA, Lucila Larrandart.

Sonia Escudero aseguró que "en el Senado se estudió el tema por más de 5 años, a partir de la masiva marcha convocada por Juan Carlos Blumberg al Congreso en 2004".

La legisladora aclaró que hoy los jóvenes están regidos por el decreto-ley 22.278. "La aplicación de esta normativa ha tenido como resultado la discriminación, la privación de la libertad para niños y jóvenes pobres y la impunidad para las clases acomodadas", sostuvo Escudero.

Comentá la nota