Tratarán una ley que faculta a concejales a llamar a sesiones extraordinarias

Con el objetivo de mejorar el funcionamiento de los concejos deliberantes de los municipios que no cuentan con Carta Orgánica Municipal, la Cámara de Diputados provincial tratará mañana una iniciativa que modifica la Ley Orgánica de Municipalidades, que data de 1933.
Entre los cambios más importantes que se introducirán, está la posibilidad de que sean los concejales (y ya no el intendente, como establece la normativa actual), quienes estén facultados a convocar a sesiones extraordinarias. Pero además, se extiende el período en que pueden sesionar los cuerpos deliberativos, y se establece que se le podrá descontar un 20% de la dieta de los ediles que falten al recinto.

La ley 1.349, que rige a los municipios que aún no cuentan con sus cartas orgánicas, establece que es el intendente quien debe convocar a una sesión extraordinaria, en la que sólo se puede tratar el tema que motivó al reunión. Ahora, los concejales podrán llamar a estas sesiones fuera del período de ordinarias, con el consenso de dos tercios de sus integrantes.

Además, si se aprueba la norma, el período de sesiones comenzará el 1º de marzo y finalizará el 30 de noviembre de cada año. En la actualidad, la ley orgánica de las comunas marca dos períodos de sesiones ordinarias, de tres meses cada uno: uno entre el 1º de abril y el 30 de junio, y otro entre el 1º de septiembre y el 30 de noviembre. Así las cosas, los concejos deliberantes sólo pueden funcionar la mitad del año.

Por último, los diputados pretenden modificar la multa que se le aplica a los ediles que no asisten a las sesiones, que pasará de los 50 pesos al 20% de su dieta mensual.

En diálogo con Nuevo Diario, el coautor de la norma, Pedro Mellado, explicó que la intención es mejorar el funcionamiento de los cuerpos deliberativos. En sus fundamentos, la iniciativa se propone también responder a un pedido de la Asamblea Constituyente de 1998 para adecuar la norma a la nueva constitución.

Comentá la nota