Tratan la norma para transparentar la entrega de viviendas

La Cámara de Diputados provincial tratará hoy un proyecto de ley de su presidente, Manuel Santiago Godoy, que busca regular y transparentar los mecanismos a través de los cuales el Instituto Provincial de Viviendas (IPV) hace entrega de las casas que construye.
Así lo confirmó ayer el autor de la iniciativa, que explicó que más allá de las discusiones sobre algunos detalles, hay un consenso generalizado para la aprobación de la norma.

El proyecto de ley pretende fijar criterios objetivos para la adjudicación de viviendas a través de un sistema de cupos obligatorios: una cuota para las personas discapacitadas, otra para matrimonios en función de su cantidad de hijos, una para jubilados, otra para inscriptos con más de 10 años de antigüedad, una categoría en que se incluiría a los matrimonios jóvenes, y otra especial para situaciones extraordinarias que revistan el carácter de urgentes.

Pero además, plantea planes diferenciados en función de la capacidad económica de los adquirentes, y de tal forma de llegar a grupos familiares de menores ingresos. "De los 25 mil inscriptos que hay en el IPV, un 40% está inscripto hace más de 15 años y, en algunos casos, están desde 1983", relató Godoy, quien consideró injusto que estas familias estén en las mismas condiciones que los recién inscriptos.

Comentá la nota