El tratamiento de los residuos, una apuesta fuerte en Chajarí

El tratamiento de los residuos, una apuesta fuerte en Chajarí

La planta de tratamiento funciona desde 2003. En el último tiempo creció y se posicionó como una planta modelo a nivel nacional. Recibe periódicamente la visita de funcionarios de otras localidades y provincias que buscan implementar lo mismo. El lugar recibe diariamente 40 toneladas de desechos domiciliarios.EnviarImprimirCompartir

La Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Chajarí (Ptrsu) está abierta las 24 horas del día, los 365 días del año, con la posibilidad de que los vecinos puedan llevar sus residuos en el caso que lo deseen, si no pretenden esperar al paso del recolector. Además de esto, durante los fines de semana largos ?como el que pasó de Carnaval?, todo el personal de la planta y recolectores trabajan normalmente. "No podemos dejar durante tantos días la ciudad sin limpieza, más aún al tratarse de un fin de semana turístico", aclaró Luis Martins, quien lleva años al frente de la planta, y pertenece al equipo desde que fue inaugurada.

El personal de la planta y recolección, incluyendo vivero, gestión de residuos, pre moldeado, biocombustible, limpieza, son 130 personas. De estos trabajadores aún se puede encontrar ?porque algunos ya gozan de su jubilación? personas que previo a la creación de la planta trabajaban como cartoneros en el basural viejo. Para darles un empleo en mejores condiciones fueron contratados por la Ptrsu, dándole de esta manera todas las garantías sociales y laborales. 

Nueva prensa

En las últimas semanas, a través de un convenio con la CTM (Comisión de Salto Grande), se pudo adquirir una prensa vertical de 30 toneladas, que reemplazará una que estaba en funcionamiento desde la inauguración de la planta, hace 18 años. "Este mismo convenio establecía que la prensa que teníamos, se la donábamos al municipio de San Jaime de la Frontera, quienes están iniciando ahora con una planta de tratamiento, al tener menos volumen de residuos, a ellos les servirá muy bien", estimó Martins, en diálogo con Mirador Entre Ríos, y comentó que "esta prensa es utilizada para compactar distintos elementos, los distintos plásticos, metales, cartón, tetra, de todo".

En cuanto a los metales, el referente de la planta sostuvo: "Recientemente llegó a la planta una compactadora de chatarra que compactó metales que veníamos juntando desde hace un año y medio con el programa descacharrizado, y luego eso se lo vende a Buenos Aires".

De electrónica a bancos de plazas

Uno de los sectores específicos de la planta es el de residuos electrónicos que fue inaugurado en 2011, justamente respondiendo a una necesidad por la gran cantidad de estos productos que se desechaban y generaban una alta contaminación por sus componentes.

"Lo que se hace es quitarles los componentes electrónicos, las placas y demás, y se desarman los materiales, la chapa con la chapa, los plásticos, el vidrio, y con el polímero, el plástico, que no entra en cadena de reciclado, se lo pica, se lo muele, y se arman baldosas que luego se utilizan en las plazas, evitando así que terminen contaminando los arroyos y la tierra", resaltó Martins.

En su momento también se armaron computadoras con partes que la gente tiraba, las que fueron donadas a escuelas y otras entidades de la ciudad.

Residuos estacionales y constantes

De los desechos recibidos en la planta se pueden hacer análisis muy pormenorizados, "y de hecho hemos hecho en otras oportunidades sobre el consumo, las primeras, segundas marcas, los lugares de compra por las bolsas que aparecen, todo eso fue estudiado por los barrios de donde vienen los camiones", comentó Martins.

Más allá de esto hay patrones que se pueden percibir de manera más general. "Lo que siempre aparece son las botellas de gaseosa y los cartones, son los de mayor cantidad".

En tanto, los residuos que tienen que ver con la época del año, también se distinguen: "Ahora que comenzó el movimiento escolar empiezan a aparecer más papel y cartón, lo mismo pasa a fin del año escolar. En verano mucha botella plástica y de vidrios. A mitad de año, cuando llega el aguinaldo, aparecen muchas cajas de cartón, porque la gente es la época que compra muchos electrodomésticos. Para las fiestas de fin de año muchas botellas de vidrio y enlatados".

Más conciencia

Al ser consultado por los pasos que considera apropiados sean los siguientes para optimizar el trabajo en la Ptrsu se refirió a la concientización.

"Tenemos que apelar a la conciencia de la gente y en esto hacemos mucho hincapié en las nuevas generaciones, a través de las escuelas, sucede que a veces compramos algo en una bolsa, llegamos a la caja y nos dan otra bolsa, esto es innecesario, muy perjudicial y tenemos que comenzar a cambiarlo. Lo mismo pasa con los plásticos, volver en lo que se pueda al vidrio, estamos muy acostumbrados a comprar botellas de plástico, cuando el vidrio se vuelve a utilizar sin problemas por cien veces si es necesario", ejemplificó el coordinador de la planta. 

Orgánico e inorgánico

Chajarí tuvo un período en el que se instaba a los vecinos a separar los residuos en orgánicos, inorgánicos y peligrosos, con días diferentes de recolección. Si bien esta modalidad ya no está en vigencia, "hay entre un 25 y 30 por ciento más o menos de la ciudad que sigue separando los residuos, y buscamos que este porcentaje crezca", remarcó el coordinador de la planta.

Este sistema no solo mejora y agiliza el trabajo en la planta, sino que evita olores en la vivienda. "Hay que apelar a la conciencia de las personas, una bolsa, sólo con inorgánicos, la podemos tener todo el fin de semana en la casa, y no nos va a producir olores, y los orgánicos, bien cerrados tampoco, o podemos enterrarlos si tenemos tierra, generando de pasó, una mejora en nuestros patios", concluyó Martins.

Comentá la nota