Se trata de una fuerte acción preventiva vial donde intervienen de manera conjunta el Estado provincial a través de la Policía de la Provincia y la esfera de Transporte, involucrándose además la Gendarmería Nacional, los municipios de toda la provincia y

La pronunciada bajante del río Paraguay anticipa un verano complicado pero desde la Prefectura Formosa aclaran que las mediciones dan cuenta que aún se encuentra en una altura normal para esta época del año.
El dato más ilustrativo es que en los últimos 15 días el río bajó casi dos metros, según las mediciones en el Puerto local.

La última medición registrada ayer marcó 2, 85 metros en baja, mientras que el 22 de noviembre tenía una altura de 4,40 metros. El río llegó a ese nivel producto de las persistentes precipitaciones y a partir de ese día comenzó el periodo de bajante. La tendencia indica un descenso promedio de unos 15 centímetros diarios y a la altura de 2,85 el Puerto local se quedó sin escala. Esto quiere decir a partir de ahora no hay forma de medir la altura del río, hasta tanto el personal especializado de Transporte y Vías Navegables no proceda al corrimiento del medidor.

“No hay que alarmar a la población. Bajantes de esta naturaleza suelen suceder. Incluso el cause normal del río Paraguay es de 2,50 metros y aún estamos por encima de esa marca. Lo que pasa es que desde hace tiempo que el nivel se mantenía entre los seis y los tres metros de altura”, comentaron fuentes de la Prefectura Formosa.

Sequía

Según las proyecciones de los especialistas y meteorólogos, durante los próximos meses habrá pocas lluvias y -como es de esperarse- se acentuarán las altas temperaturas y la sequía.

La jefa del Departamento de Meteorología y Clima de la Dirección de Agua y Suelo de la provincia, ingeniera Alicia Actis, advirtió que el verano será difícil, con temperaturas más altas que la media de esta época y precipitaciones menores a las normales.

Si bien dijo que sensaciones térmicas de 45 grados son normales en esta parte del país, la novedad de este año es que esos valores se extenderán por más días.

En el norte del país, las temperaturas aumentaron 0,4 grado por el calentamiento global en la última década. Si bien esto no parece un número alto, la profesional consideró que este calentamiento afecta mucho en el régimen de los ríos y de las precipitaciones, porque hay un cambio general en la atmósfera.

Esto también favorece eventos extremos como los tornados que se vivieron este año en la capital y en el interior de la provincia.

Con el intenso sol, las familias deben esperar hasta más tarde para sus habituales paseos por espacios públicos como la plaza San Martín, la Temática y el Paseo Costanero, y ya son indispensables los termos con agua fresca, tereré o alguna gaseosa.

Recomendaciones

Los profesionales de la salud recomiendan aumentar el consumo de agua y jugos de frutas durante esta época del año para hacer frente a las altas temperaturas y evitar problemas de deshidratación.

También aconsejan evitar en lo posible la exposición a los rayos del sol desde las 10 y hasta las 17, franja horaria en la que el calor es más fuerte.

Durante las últimas jornadas la sensación térmica superó los 40 grados y las temperaturas máximas se mantuvieron entre los 36 y 38 grados en la ciudad.

El consumo de agua no necesariamente implica tomar agua, sino bebidas con alto contenido acuoso, los jugos de frutas naturales son ideales para eso porque reponen además la pérdida de minerales.

No es aconsejable ingerir refrescos, jugos enlatados ni bebidas con alto contenido de azúcar o edulcorantes.

Al aumentar el consumo de frutas y verduras frescas también se aumenta la ingestión de agua lixiviada, filtrada naturalmente y contenida en los alimentos de origen vegetal.

Lo más recomendable para vestir son las prendas de materiales naturales, especialmente el algodón que es fresco y absorbente.

Los colores claros ayudan a que la persona se mantenga fresca porque reflejan la luz mientras que los oscuros la absorben.

Si se experimenta un aumento de la temperatura, sequedad y enrojecimiento de la piel sin sudoración, dolor de cabeza, se recomiendo ponerse de inmediato a la sombra o en un lugar fresco, aflojarse y quitarse la mayor cantidad de prendas posible y humedecer la piel con paños o mejor aun bañarse con agua fresca.

Comentá la nota