Trastornos para viajar en micro porque no se consiguen tarjetas.

A la falta de monedas se suman ahora los problemas para adquirir los tickets.
Faltan monedas desde hace mucho tiempo y para suplir, en parte, esa insuficiencia, se lanzó la tarjeta Interlíneas, un abono que permite, combinando servicios de las líneas municipales y provinciales, realizar diez viajes por la Región sin necesidad de recurrir al metal. Pero ese sistema no está llegando a los pasajeros, a quienes también se les hace difícil conseguir los cartones exclusivos de cada empresa de autotransporte. La consecuencia es una catarata de quejas por parte de los usuarios.

A tal grado de escasez de tarjetas se llegó que en varias bocas de expendio, ante la constante demanda, se exhiben carteles con la información: "No tenemos tarjetas de micros", se indica en más de un kiosco y puesto de revistas. "Como la gente se enoja con nosotros y no entiende que son las compañías las que no nos proveen, optamos por aclararlo de entrada", comentó el encargado de un local muy cercano a las paradas de colectivos de plaza San Martín.

Interlíneas fue creada por la Provincia, en coordinación con la comuna platense, para facilitar el acceso a los boletos del esquema urbano de transporte. La escasez del circulante fue uno de los principales disparadores de la iniciativa que comenzó a instrumentarse a fines febrero. No obstante, a la gente no le resulta sencillo conseguirla y ahora suele estar sin monedas ni abono prepago.

"Lo que pasa -apuntó un empleado de un puesto de venta de diarios y revistas de la avenida 7- es que la demanda supera la cantidad de tarjetas que recibimos. Como cualquier nuevo sistema tarda en ponerse a punto". En tanto, para los usuarios del SUT (Norte, Sur, Este y Oeste) y de las empresas que están bajo la órbita provincial (214, 202, 273, 275, 215, 307) adquirir el abono de diez boletos ($19) es toda una odisea. "Pierdo muchísimo tiempo tratando de conseguir la nueva tarjeta y de las otras ya no hay. Cada vez es más difícil usar el micro", planteó una pasajera habitual de la Este.

El cartón de Interlíneas debe ofrecerse en los comercios localizados en los alrededores de las paradas de micros céntricas. Otros lugares de expendio son las terminales de las compañías. "En las empresas venden y el colectivo lleva gratis hasta ahí para que uno llegue y lo compré, pero hay que armarse de paciencia y tener bastante tiempo para hacer el trámite", precisó un usuario.

Santiago Caratti, canillita, está desorientado: la gente le pide la Interlíneas y él no puede satisfacer la demanda. "Solamente tengo de la 273 y 214 -aclaró-. No sé muy bien qué pasa con la nueva tarjeta. Tengo entendido de que están haciendo una prueba y dejan en algunos lugares sí y en otros no. Me dijeron que recién el mes que viene empieza a funcionar la venta en todos lados".

El director de Transporte de la Municipalidad, Federico Núñez, confirmó la versión del canillita. "Los puntos donde más se más se consiguen son los de las terminales de las empresas. Recomiendo a los usuarios que las busquen en esos lugares, que es donde más seguro las van a encontrar. Es cierto que por ahora las líneas eligen solamente algunos puestos de venta, pero ya se comprometieron a ampliar los puntos de expendio", señaló el funcionario.

Comentá la nota