La trastienda de rumores tras la "candidatura" de Manzano a la gobernación.

La trastienda de rumores tras la "candidatura" de Manzano a la gobernación.
¿Se trata de una alianza con Cobos o es el deseo de un importante empresario mendocino? ¿Por qué hay quienes creen que el gobierno de Jaque también metió la cola? ¿Qué tiene que ver la interna del PJ sanrafaelino en este tema? Una trama de especulaciones donde puede caber todo eso y mucho más.
El rumor se convirtió en trascendido. Así llegó a los medios locales que lo mencionaron como un dato más de nuestra política vernácula. Pero eso se mezcló con más información que ya andaba dando vueltas en Buenos Aires, y la bomba explotó.

Ayer el diario La Nación y hoy Crítica Digital, a través de un artículo de Susana Viau, dan cuenta de ese "runrún" que circuló entre los ámbitos interesados en los movimientos del poder. Según estas especulaciones, José Luis Manzano estaría preparando su regreso a la política activa, la partidaria, con un claro objetivo en mente: la gobernación de Mendoza en el 2011. Un objetivo complicado para un empresario-político con múltiples intereses en la provincia, que abarcan un multimedios, energía, petróleo, agua, planes de minería, y varias otras ramas en las que el Estado tiene que ver. Desde aquella famosa frase "Robo para la corona" de su época menemista, nunca reconocida, y motivo de un libro, Manzano debe de ser -además- uno de los políticos con más baja imagen en el país. Nunca la pudo levantar.

¿Chupete, Cobos y vos? Para su regreso, se aseguró periodísticamente, el ex ministro del Interior de Carlos Menem y actual empresario, habría requerido los servicios de un par de consultoras de imagen en los Estados Unidos. Precisamente el país en el que recaló cuando concluyó su etapa política a mediados de los ‘90.

La estrategia, según lo difundido, incluiría potenciar la vinculación comercial que ya existe a través del Grupo Uno con el diputado nacional electo por la Provincia de Buenos Aires, Francisco De Narváez y de la que el propio Julio Cobos también sería parte. No es ninguna falsedad afirmar que la figura del vice genera cierta simpatía entre el Peronismo disidente que en Mendoza forma parte del Frente Cívico Federal; aunque consultado sobre esta posibilidad, Cobos la negó de plano "porque nadie se ha comunicado conmigo".

En una eventual candidatura presidencial de Cobos, la de Manzano podría ser una las listas colectoras que le sumarían para su proyecto, aseguran los que han profundizado en la cocina de la especie que ya es una bola de nieve periodística. Lo mismo sucedería con la candidatura de De Narváez en la provincia de Buenos Aires.

¿Deseo o globo de ensayo? Frente a esto, MDZ pudo reconstruir algunos datos. El rumor habría surgido de algunos comentarios (más o menos públicos, más o menos privados) que el propio socio de Manzano, el empresario Daniel Vila, habría hecho en un par de ocasiones.

Sin embargo, nadie puede afirmar a ciencia cierta si el tenor de estas afirmaciones fue el de una convicción, el de una chanza o el de un simple globo de ensayo. Asimismo, cuando el propio Manzano fue consultado en privado sobre esta especulación hacia fines de la semana pasada (y antes que La Nación le diera entidad nacional), el Chupete desestimó esa posibilidad.

Les dijo rápidamente y casi al pasar a un grupo de allegados: "Nada que ver, olvídense de eso… es una cuestión del Daniel…". Asimismo, quienes escucharon sus palabras, tampoco pueden certificar si las dijo convencido o compenetrado por la broma de un amigo. Algo sí parece estar claro: los dichos de Vila no tendrían el consentimiento de Manzano.

Ello agrupa las fichas para creer que se podría estar frente al testeo de una eventualidad, sólo entendible entre amigos de mucha confianza, aunque en este caso, de mucho poder. Es más, hay hasta quienes aseguran que uno de los comentarios que dieron origen al asunto fue –precisamente- en relación al estado actual del gobierno provincial. "Al lado de estos, Manzano es Gardel…" sería la cita inexacta, aunque fiel al espíritu de quien la habría pronunciado.

El 2x1 del jaquismo. Otra especulación circundante sobre el origen y corporización del rumor, tiene al propio gobierno provincial como protagonista. En especial al siempre mencionado de motorizar aquellas operaciones que no tienen mucho sustento pero sí mucho impacto: el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán.

Esta interpretación tiene como antecedente algunos movimientos concretados en Buenos Aires antes de las elecciones del 28 de junio, y que según quién sea el interlocutor y sus intenciones, dan cuenta de una reunión (también nunca confirmada) entre directivos del Grupo Uno y el propio Cobos.

El rumor de esa reunión cayó muy mal en el oficialismo provincial, que siempre ha tenido una relación acomplejada con todo lo que se vincule con Cobos. Ese encuentro, dicen algunos informantes, habría sido en muy buenos términos y muy auspicioso, casi preanunciando el gran triunfo de la gente de Cobos en Mendoza.

Frente a esto y casi como respuesta de supervivencia, la hipotética candidatura de Manzano sería una estrategia funcional al jaquismo que de un solo movimiento toca a dos enemigos declarados: 1) vincula a Cobos con Manzano, dos personajes que a primera vista tendrían poco en común, y 2) mete ruido en las aspiraciones del intendente de San Rafael, Omar Félix, un dirigente enfrentado a Celso Jaque y a Cazabán, que además cuenta con la simpatía (y dicen, también el respaldo) de Manzano.

Lejos de desmentir esa variante oficialista, algunos habitués de Casa de Gobierno aseguran haber escuchado con insistencia este rumor en las oficinas donde se toman las principales decisiones en la administración jaquista.

San Rafael, el epicentro. La interna sanrafaelina parece tener peso en esta puja, no sólo por el perfil autónomo que ha mostrado el ahora diputado nacional electo Félix, sino también por el enfrentamiento que tiene con su coterráneo Cazabán, a lo que hay que agregarle los alineamientos empresarios de uno y otro lado.

A la ya referida buena sintonía entre Félix y Manzano se suma la también aceitada relación entre Jaque y Omar Álvarez, un sanrafaelino, ex senador bordonista volcado a los negocios de medios de comunicación, energía eléctrica y la construcción.

En el Sur creen que ambas hipótesis pueden ser posibles. Pero no descartan que se trate de una pequeña/gran movida para "empiojar la interna del PJ, especialmente la de San Rafael" como confesó a los periodistas un legislador provincial.

Sin embargo, funcionarios cercanos al intendente corroboraron la amistad entre Félix y Manzano y desmintieron que el ahora empresario le haya mencionado en alguna oportunidad sus intenciones de competir por la gobernación en el 2.011. "Hablamos seguido por teléfono, de vez en cuando comemos algún asado, pero nunca me ha comentado nada…", dicen que dijo sorprendido Félix ante el tenor de la polémica.

La única verdad, la realidad. Esta jugada de efecto pinball parece ser también apasionante tanto en la dimensión micro de San Rafael, como en la macro del escenario nacional. Pero, y particularmente, en los límites más acotados de la lógica provincial. A mitad de camino entre una operación y una noticia, una nueva especie periodística se abrió paso, la de la especulación que sobre datos ciertos se presta para múltiples interpretaciones.

Más allá de sus orígenes, hay un elemento insoslayable que por estas horas debe estar pesando a la hora de confirmar o corregir las intenciones de los propaladores: la realidad. En una encuesta on line de más de 1.000 votos -hasta ahora- en MDZ, más del 91% aseguró que "no votaría a José Luis Manzano para gobernador". Sólo el 5,9% respondió de manera afirmativa, y apenas un 2,6% dudó en su respuesta. Demasiada contundencia para tanta incertidumbre informativa.

Comentá la nota