Trasplantarán los árboles de la Costanera para correr la avenida

Trasplantarán los árboles de la Costanera para correr la avenida
Son 90 tipas de más de 80 años y quieren mudarlas por las obras de la cabecera sur del Newbery. Pero las que estén dañadas o dentro del nuevo perímetro de la pista deberán eliminarse. Hay reclamos de organizaciones ambientalistas.
Tienen más de 80 años y en los próximos meses van a enfrentar una inusual mudanza: las tipas que están entre la avenida Sarmiento hasta unos metros antes de la plaza Puerto Argentino, en la Costanera Norte, deberán ser corridas para relocalizar la avenida Rafael Obligado y ampliar el Aeroparque Jorge Newbery. Las que no se puedan correr y queden dentro del nuevo perímetro del aeropuerto, serán removidas para que los aviones puedan operar con seguridad.

Actualmente, el Gobierno porteño está ganándole 40 metros al Río de la Plata para reubicar la avenida Rafael Obligado, entre avenida Sarmiento y la plazoleta Puerto Argentino. Los trabajos tomarán 11 meses y costarán $ 33.257.789. La calzada de la nueva avenida empezará donde está el cordón de la actual. Tendrá cuatro carriles hacia el norte y dos hacia el sur. El espacio que se liberará con el corrimiento del paseo será utilizado para ampliar el Aeroparque.

La tipa o, según su nombre científico, tipuana tipu, es un árbol resistente y de copa amplia, que alcanza los 15 metros de altura. En su inventario de árboles, el Gobierno porteño contabilizó 8.697 en toda la ciudad. De acuerdo a un relevamiento de Clarín, en la zona afectada a la obra de la Costanera Norte hay 90 tipas, 51 de las cuales bordean el Aeroparque. A las otras 39, ubicadas en la mano de la avenida más cercana al Río de la Plata, se les suman otros 14 árboles plantados recientemente.

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano, a cargo de los trabajos, afirmaron que cualquier árbol que haya que sacar para avanzar con la obra va a ser trasplantado. "El proyecto está armado para que ningún árbol sea sacrificado. Sólo podrían perderse los ejemplares que están dañados, porque en la base de algunos de ellos la gente hace fuego, o los que no se puedan mover y queden dentro del predio del Aeroparque. En cualquier caso, se reforestará con especies similares", contaron en ese ministerio.

Entre otros antecedentes Cuando se amplió la General Paz, o por la construcción de algunas obras en Puerto Madero, también se hicieron mudanzas de árboles.

El director de Infraestructura de Aeropuertos Argentina 2000, la concesionaria a cargo del Aeroparque, confirmó que no podrá haber árboles en las cercanías de la futura cabecera sur ampliada del aeropuerto: "El lugar donde están hoy va a ser reutilizado para ampliar la cabecera sur y construir un nuevo rodaje de acceso para ésta. Si no pueden ser trasplantados, esos árboles se van a tener que anular. Además, existe un plano de interferencia, que es un área de 150 metros para ambos lados del eje de la pista en la que, por motivos de seguridad, nada puede superar cierta altura", detalló Marcelo Minoliti.

"Perder cualquiera de esas tipas maravillosas es terrible -lamenta Mora Arauz, de la Fundación Ciudad-. Y a nosotros también nos preocupa el relleno del río. El Club de Pescadores quedó prácticamente en seco. Es un lugar patrimonial de la ciudad y éste no parece ser un buen tratamiento para la zona. Estamos haciendo un duelo por toda la obra, porque en nuestra opinión, el Aeroparque debería quedar pequeño".

En una posición más extrema, la Asociación de Amigos del Lago de Palermo afirma que el Aeroparque debiera dejar de operar en la Costanera Norte. "El aeropuerto se tendría que haber ido en 2005 y toda la zona tendría que haberse convertido en un gran parque", asegura su presidente, Osvaldo Guerrica Echevarría.

Es que el decreto 163/98, firmado por el ex presidente Carlos Menem, impuso un plazo de siete años para reemplazar el Aeroparque por otro nuevo o ya existente que atendiera las necesidades aeroportuarias de la ciudad.

"El Código de Planeamiento Urbano que se aprobó en el año 2000 establecía que la zona iba a quedar como Urbanización Parque -detalla Guerrica Echevarría-. Pero después, la concesionaria del aeropuerto arregló con el Gobierno Nacional para quedarse y presentó un proyecto de ampliación. Y ahora la Ciudad está haciendo una gigantesca obra de rellenos, nuevas autopistas y avenida Costanera para que el Aeroparque se siga quedando y Aeropuertos Argentina 2000 siga haciendo un negocio. A esta altura, la eliminación de algunas tipas es casi anecdótica".

Comentá la nota