Traspaso a Crese con amenaza de paro

• Los recolectores de basura podrían decretar hoy una nueva medida de fuerza. • Reclaman garantías de pago del medio aguinaldo y presionan a la Municipalidad. • Firman hoy el traspaso de los 1.180 trabajadores a la nueva empresa municipal.
La nueva empresa municipal de higiene urbana, Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese), debutará con un conflicto. El primer acto formal de la firma que prestará el servicio de higiene urbana en la ciudad a partir del 1 de febrero será opacado por la amenaza de los trabajadores que reclaman a la Municipalidad que se les garantice el pago del medio aguinaldo.

En efecto, hoy se concretará la firma de un acuerdo para el traspaso de los 1.180 trabajadores de la actual prestataria Cliba a la nueva empresa estatal. En el acto, en el que participarán representantes del Sindicato Único de Recolectores de Basura de Córdoba (Surbac), autoridades municipales y el titular de la Federación de Camioneros, Pablo Moyano, flotará el fantasma de un nuevo paro que podría transformar a la ciudad en un basural, tal como sucedió a fines del mes de octubre cuando los recolectores de residuos suspendieron el servicio

-a instancias de Cliba- para presionar al municipio ante un inminente fin del contrato.

De la misma manera, esta vez empleados y empresarios aúnan esfuerzos para condicionar al municipio a que deposite los fondos comprometidos a Cliba, lo que garantizaría poder cancelar el anticipo del medio aguinaldo en tiempo y forma.

El plazo impuesto por el Surbac para que Cliba concrete el pago del adelanto del aguinaldo es hoy, por lo que a partir de esta misma noche podría resentirse el servicio de recolección de residuos en la ciudad. Cabe aclarar que históricamente, la firma del Grupo Roggio abona dicho anticipo el 29 de diciembre, mientras que el resto del aguinaldo se cancela el 5 de enero.

Otro de los aspectos que mantiene en alerta a los basureros son las indemnizaciones que Cliba debe pagar a sus empleados antes de abandonar la prestación del servicio, lo que sucederá el próximo 31 de enero. El monto rondaría los 40 millones de pesos. Según trascendió, la empresa negocia la posibilidad de realizar pagos escalonados, aunque esta propuesta es resistida por los trabajadores.

Actualmente la Municipalidad le adeuda a Cliba más de 80 millones de pesos, de los cuales sólo una parte corresponde a compromisos asumidos por la anterior gestión municipal. Precisamente, esta situación en la que provocó la salida anticipada de la firma del Grupo Roggio, tras 25 años de prestar el servicio en la ciudad. El repliegue de Cliba apresuró la creación de Crese, que continuará con la tarea de barrido y recolección de residuos, además del enterramiento sanitario en Potrero del Estado.

Traspaso

El titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, seguirá de cerca la firma del acta de traspaso de los 1.182 trabajadores de la empresa Cliba a la futura prestadora del servicio de higiene urbana en la ciudad. La presencia del hijo del secretario de la Central General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, podría presagiar la posibilidad de que se produzca algún tipo de incidentes durante el acto, si es que -a entender de los sindicalistas- no se cumplen con las condiciones estipuladas en el convenio que rige a los recolectores de basura. En este sentido, el titular de Surbac Mauricio Saillén anticipó que exigirán la posibilidad de nombrar un director obrero en Crese, reclamo que es avalado por Moyano, y que todavía no obtuvo ninguna respuesta por parte del Ejecutivo municipal. También solicitaron la incorporación de 100 nuevos trabajadores, dando prioridad a los hijos de quienes realizan la tarea actualmente.

Cabe recordar que Moyano resultó un actor fundamental en la resolución del último conflicto de-satado por los trabajadores de Cliba dos meses atrás que sepultó literalmente a la ciudad debajo de la basura. En aquella oportunidad, Moyano llegó a Córdoba secundado por una nutrida comitiva gremial y planteó su rechazo al traspaso de los trabajadores a la nueva empresa municipal. Luego, cedió posiciones, aunque en el camino logró un suculento incremento salarial para los, a partir de hoy, flamantes empleados de Crese.

El acta de traspaso del personal se firmará hoy a las 11 en la Secretaría de Trabajo de la Provincia. Estarán presentes las autoridades del Sindicato Unico de Recolectores de Basura de Córdoba (Surbac) y funcionarios municipales.

Comentá la nota