El traslado de los tribunales abrió una polémica en San Isidro

En La Horqueta se oponen a la mudanza de los juzgados penales a ese barrio residencial
Los vecinos del barrio La Horqueta, en el partido de San Isidro, creen que la tranquilidad de la que gozan actualmente podría verse perturbada en los próximos meses.

Un proyecto de la Suprema Corte de Justicia provincial y de la municipalidad sanisidrense avanza a paso firme para trasladar el fuero penal del departamento judicial de ese distrito a un predio situado en el barrio residencial.

La decisión puso en alerta a los vecinos. "Temor a ser asaltados por cómplices de detenidos" y "el latente peligro de actitudes agresivas contra los vecinos y transeúntes" son algunas de las preocupaciones que expresan en la Junta de Acción Vecinal La Horqueta, presidida por Eduardo Haedo.

Los tribunales penales están ahora en el casco histórico de San Isidro y su traslado fue pedido por los vecinos de esa zona, la Cámara de Comercio e Industria de San Isidro, los foros de seguridad de la zona y el Colegio de Abogados del Departamento Judicial de San Isidro, para descomprimir el tránsito y la creciente inseguridad de los últimos tiempos. Uno de los casos más conocidos fue el homicidio del policía Aldo Garrido, ocurrido el 17 de febrero pasado, a pocos metros de esos tribunales.

El Consejo Deliberante del municipio recogió las demandas y solicitó al Poder Judicial la reubicación del fuero, según explicaron fuentes del municipio. Voceros de la Suprema Corte dijeron a LA NACION que "el 17 de julio hubo una reunión con la intendencia para decidir el lugar. Entre las alternativas está una propiedad situada en Uruguay y Ramos Mejía, en La Horqueta".

Luis Abarca, integrante de la Red Vecinal La Horqueta-La Merced, explicó su descontento frente al proyecto: "El tribunal nos generará trastornos a nivel habitacional. Tenemos problemas de inseguridad y esto va a aumentarlos". Jorge Harris, también vecino de la zona e integrante de esa junta vecinal, dijo: "La comisaría 9a., la de la zona, va a terminar descuidando a los vecinos. Esa comisaría la pagamos nosotros. Nos van a pasar el problema del centro".

Lo mismo piensan los vecinos que integran la junta que preside Haedo. "Reconocemos las razones expuestas por las fuerzas del casco urbano de San Isidro, que son similares a las nuestras", se informa en una circular entregada a los vecinos. El documento precisa: "El lugar está rodeado de viviendas particulares, colegios, y carece de una mínima estructura que pueda evitar el deambular por la zona de los familiares y cómplices de los detenidos".

La nueva localización de los tribunales se realizaría en dos manzanas, donde funcionaba una fábrica. En el Código de Ordenamiento Urbano de San Isidro, ese sitio aparece denominado como industrial. Desde la intendencia explicaron: "Se consideró que el futuro emplazamiento debería estar en zonas con mejor accesibilidad y comunicación con las grandes vías de acceso". A pesar de lo dicho por el municipio, por la avenida Uruguay tan sólo transitan dos líneas de colectivo, la 707 y la 371, y no hay estaciones de trenes cercanas.

"Toda la zona está rodeada de casas residenciales. Ni las calles están preparadas para el caudal vehicular que se va a generar", dijo con indignación María López Aserrot, vecina de la zona. Abarca además aseguró: "Haremos lo posible para que estos tribunales no estén en nuestro barrio. Estamos juntando firmas de los vecinos para expresar nuestro descontento".

Fuentes de la intendencia aseguraron a LA NACION que "en el nuevo edificio del fuero penal no habrá alcaidía. Tampoco se realizará una nueva construcción, sino que se utilizarán las instalaciones existentes, adecuando su estructura y un sector de estacionamiento a los nuevos fines o destino".

Tulio Verona es vecino de La Horqueta desde hace nueve años. Como muchos de los vecinos consultados por este diario, sufrió un episodio de inseguridad con violencia física. "En la puerta de mi casa me robaron el auto. Me pegaron un culatazo en la cabeza. Tengo miedo de que el traslado del fuero penal a la zona genere más inseguridad de la que ya vivimos".

El informe de la Junta de Acción Vecinal insiste en el acuerdo con el traslado de los tribunales a una zona periférica. Ellos mismos proponen una nueva ubicación: "Es oportuno rescatar, aun a costa de postergar algún tiempo el traslado, el proyecto de concretar la ciudad judicial, especialmente el fuero penal, en el mismo predio en el que está la alcaidía (el centro de detención del Servicio Penitenciario Provincial, situado sobre el Camino del Buen Ayre). Así, los jueces tendrían a los detenidos en el lugar, y evitarían riesgosos traslados y demoras de todo tipo".

Desde la intendencia explicaron que "la municipalidad promueve desde hace varios años la creación de una ciudad judicial por emplazarse en las zonas periféricas cercanas a las autopistas del Sol y Camino del Buen Ayre, próxima a la alcaidía del departamento judicial. Pero por la normativa vigente, las dependencias judiciales deben funcionar en el partido cabecera del Departamento Judicial correspondiente". La polémica recién comienza.

Convocvatoria de la municipalidad

* La Municipalidad de San Isidro realizará, mañana a las 20, un encuentro de vecinos del partido, foros de seguridad, organizaciones intermedias como las cámaras de comercio, establecimientos educativos públicos y privados y demás organizaciones que estén interesadas en participar, en respaldo al pedido de traslado de los tribunales del fuero penal del casco histórico. La convocatoria busca escuchar las voces de todos los vecinos y aclarar las inquietudes acerca del proyecto, según explicaron desde la municipalidad sanisidrense. El encuentro se realizará en Club Acassuso, situado en la calle Alsina 428, en San Isidro.

Comentá la nota