El traslado a Formosa está a cargo del SPF.

Lucrativo: según las últimas cifras de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), la trata de personas constituye a nivel mundial el tercer delito más lucrativo luego del tráfico de drogas y del de armas, y genera ingresos anuales por alrededor de 32 mil millones de dólares.
Fuentes oficiales informaron anoche que las tres personas que continúan detenidas en la sede de Policía Federal de Santa Rosa, en el marco de la causa por trata de personas que se sustancia en el Juzgado Federal de la ciudad de Formosa, aún no habían sido trasladadas a la provincia norteña. “Todavía no fueron trasladados y no sabemos cuándo los llevarán porque eso lo dispone el Servicio Penitenciario Federal, que es quien realiza el traslado”, indicaron.

Cabe recordar que las tres personas que continúan detenidas -un hombre que realizaba tareas de seguridad, quedó imputado en la causa pero fue dejado en libertad, en la tarde del sábado- son: Alicia Videla, propietaria de la wiskería Privado VIP; su hermano Saúl y la esposa de éste, identificada como Miriam Céspedes.

¿Qué es la trata?

Por “trata de personas” se entiende la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.

Las víctimas

Las víctimas de trata son, en general, personas que intentan escapar de la pobreza y de la discriminación para mejorar sus vidas y enviar dinero a sus familias. Los tratantes las atraen con tentadoras ofertas de empleos bien remunerados, en el extranjero o en su país, lejos de su hogar y en general les proponen hacerse cargo de los preparativos y gastos del viaje.

Para la mayoría de las víctimas, los verdaderos problemas comienzan al llegar al destino, cuando se percatan que el empleo que les ofrecieron no existe y se ven obligadas a trabajar en algo distinto a lo acordado y son sometidas a severas condiciones de explotación.

Discriminatoria

“Hablar de “trata de blancas” no sólo es una terminología anticuada sino que además es una terminología discriminatoria”, explicó Mercedes Assorati, coordinadora del Proyecto de Fortalecimiento Institucional en la Lucha contra la Trata de Personas en la Argentina de la OIM. Acotó luego que estos términos aluden a una pequeña parte del problema de la trata: la trata para explotación sexual. “La trata abarca también la trata para explotación laboral y la trata para extracción de órganos”, indicó.

Los clientes

“Algo habría que hacer para perseguir a los clientes. No tendrían que tener impunidad. Pueden no saber toda la historia de estas mujeres, pero la probabilidad de que esas chicas con las que se están encontrando sean víctimas de explotación de algún tipo es casi del ciento por ciento”, opinó Eugenio Ambrosi, director regional para Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay de la Organización Internacional para las Migraciones, en un reportaje publicado por Página/12.

Comentá la nota