Trasladaron a 500 policías del conurbano para vigilar la costa

Los agentes están destinados al Operativo Sol, por el cual se brinda mayor seguridad a los veraneantes en las playas bonaerenses. Las autoridades garantizaron que la decisión no resentirá la seguridad en el Gran Buenos Aires.
Medio millar de efectivos policiales fueron trasladados a la Costa Atlántica para incorporarlos al Operativo Sol, con el objetivo de vigilar y controlar las calles de los balnearios más importantes de la provincia.

La medida acrecentó el malestar de funcionarios municipales, foros de seguridad y vecinos, sobre todo en el Sur del conurbano, según informa Clarín.

Después de varias marchas de protesta, funcionarios del Ministerio de Seguridad les prometieron a los vecinos la llegada de más policías, patrulleros, gendarmes y la urbanización de las villas. Les comunicaron, además, que no iba a haber "un desangre" para el Operativo Sol. A pesar de eso, de los dos partidos se llevaron 40 policías.

Fuentes del Ministerio de Seguridad, sin embargo, señalaron a Clarín que llegaron 210 efectivos de la Policía Buenos Aires 2, patrulleros y motos. Y que esos efectivos no fueron asignados a la zona de veraneo.

El comisario mayor de la Departamental Lanús, Guillermo Britos, cuestionó las críticas: "Acá hay gente que siempre ve el lado negativo y la verdad a medias. No mencionan que el 12 de diciembre se sumaron a cada distrito policías nuevos. Los dos partidos están más vigilados que nunca".

En Lomas de Zamora sacaron 30 efectivos de la Policía Distrital y 70 entre Almirante Brown y Esteban Echeverría. Esta decisión provocó las quejas de los foros de seguridad.

"Lomas es el partido que menos cantidad de agentes tiene por persona (algo más de 0,5 por cada 1.000, cuando lo ideal es que fuesen 3 por cada 1.000 personas). Si encima durante más de dos meses nos sacan efectivos, esto se va a poner peor", remarcó el presidente del foro local, Andrés Nístico.

De Quilmes, Berazategui y Florencio Varela se llevaron 30 policías por distrito. Aunque la cantidad es menor que la de dos últimos años y los recorridos de los patrulleros no se redujeron, el conflicto lo plantea el control de la seguridad en la zona de La Ribera del Río de la Plata.

Comentá la nota