Trasladaron a policia, que le realizó control vehicular Das Neves

En el marco de dicho operativo, el Sr. Das Neves tuvo que detener la marcha de su automóvil y ante el requerimiento del oficial de policía a cargo de tal operativo, se habría determinado que el Sr. Das Neves no portaba su licencia de conductor, ni la cédula verde de su vehículo y el seguro obligatorio del mismo se encontraba vencido; la actitud del oficial de Policía interviniente en cumplimiento de su deber, arrojó como consecuencia que se dispusiera su inmediato traslado a la localidad de Lago Blanco.

La decisión del traslado habría sido dispuesta por el Ministro de Gobierno de Justicia y/o el Jefe de Policía.

El Gobernador de la Provincia con posterioridad a este episodio habría expresado: "si un policía le falta el respeto en un control a un ciudadano, tiene que agarrar y dejar la renuncia, porque no es su tarea, también sabe a quién me estoy refiriendo".

El Gobernador de la Provincia no tiene facultad alguna para exigirle la renuncia a ningún empleado público, en todo caso y, si considerara que ese empleado público cometió alguna falta, se deberán dar inicio a los trámites administrativos correspondientes a los efectos que se determine si cometió alguna infracción para posteriormente, y en caso afirmativo, se aplique la sanción que pudiera corresponder, todo ello con el debido respeto a las garantías consagradas constitucionalmente.

Dice el Dip. por el ARI Fernando Urbano "Las declaraciones del gobernador son temerarias y seriamente preocupantes ya que quien las realiza es la máxima autoridad del Poder Ejecutivo, que es quien más debe tener en cuenta los principios legales que rigen a una comunidad, esto es, ni más ni menos que, el respeto a la ley".

El hecho de solicitar, un agente policial en el ejercicio de sus funciones, la documentación exigida por la Ley de Tránsito a cualquier ciudadano, de ninguna forma se puede entender como una falta de respeto por más que se la requiera a un funcionario con alta jerarquía.

Paradójicamente, y demostrando el estado de cosas en nuestra Provincia, lo que debió ser puesto como un ejemplo de buen gobierno y de respeto a las normas legales que nos abarcan a todos, terminó siendo causa de enojo y castigo para quien cumple con su deber.

PUERTA E. en su edición del día 17 de abril de 2009; en relación a este hecho expresa: "No pasaron 24 horas del procedimiento cuando el oficial (que participó en el operativo) recibió el sorpresivo traslado hacia una dependencia en la localidad de Lago Blanco, ubicada al costado del hito de la frontera con Chile".

El mencionado medio de comunicación, en otro párrafo de la misma nota expresa: "En horas, el policía era aguardado por el "infortunado servidor público" del camión de la repartición para el traslado de sus pertenencias a su nuevo destino".

Fue tanta la improvisación en la concreción del traslado, que el mismo se habría concretado en forma inmediata (con mudanza de pertenencias incluida) sin haber previsto que en la Unidad Policial de Lago Blanco no había lugar para alojar a otro agente, motivo por el cual se decidió su regreso a Cholila en donde sus pertenencias de la mudanza aún se encuentran en el mismo camión, a la espera de que las autoridades decidan otro lugar de destino.

Los traslados del personal policial se realizan en los meses de diciembre o enero y nunca en esta época del año a no ser que existan causas que lo justifiquen.

El Gobernador de la Provincia Mario Das Neves habría cometido una gran injusticia, seguramente repudiable por toda la ciudadanía chubutense, ya que el oficial aludido habría actuado correctamente cumpliendo con las directivas encomendadas por sus superiores.

El episodio publicado por algunos medios de comunicación no fue desmentido por la gobernación.

El Diputado del ARI Fernando Urbano, mandó un proyecto de resolución, para que se revierta la situación del oficial en cuestión.

Comentá la nota