Tras el triunfo, Morales admitió que no buscará otra reelección en 2015

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que no tiene interés en buscar otra reelección para un tercer mandato desde 2015, aunque también recordó que la nueva Constitución Política del Estado (CPE) se lo permite.

"Evo Morales no tiene ningún interés en una nueva ratificación", dijo el presidente al ser consultado al respecto en una rueda de prensa, un día después de las elecciones celebradas en Bolivia en las que consiguió la reelección para un mandato de cinco años más.

Morales, que gobierna Bolivia desde enero de 2006, ganó los comicios del domingo con un respaldo superior al 60 por ciento de apoyo, según los sondeos.

No obstante, el presidente sostuvo que la Carta Magna promulgada en febrero de 2009 le permitiría presentarse a una reelección más, puesto que los comicios ganados el domingo pueden contarse como una primera elección, bajo un nuevo orden constitucional.

"Si hacemos la interpretación de la nueva Constitución Política del Estado boliviano, (permite) una elección y una reelección. Eso dice la Constitución, por tanto eso se aplica. Sin embargo, en el caso mío, yo nunca he pensado en la reelección", dijo Morales.

"No es interés de Evo Morales ratificarse, nunca lo había pensado", insistió el presidente, al reiterar que cuando acabe su gestión se irá al Chapare, su bastión sindical, a su "cato (parcela) de coca".

El gobernante dijo que su deseo era acabar bien su gestión para retirarse con "autoridad y moral", como ocurre en las comunidades campesinas del altiplano.

También remarcó que es una mala interpretación entender que él buscará la segunda reelección cuando explica las posibilidades que le permite la ley, y añadió que ya se siente "premiado" por haber conseguido el apoyo de cerca del 62 ó 63 por ciento ayer.

No obstante, cree que con el voto del campo y de los emigrantes bolivianos que votaron en Argentina, Brasil, Estados Unidos y España, su respaldo puede llegar hasta un 67 por ciento, similar apoyo con el que fue ratificado en el referendo sobre mandatos de 2008.

Ese respaldo, a su juicio, "no es poder de Evo, sino el poder del pueblo" para acelerar los cambios que propugna su Ejecutivo y que, según los cálculos extraoficiales, ahora contarán con el respaldo de los dos tercios en el Senado y la mayoría en la Cámara de Diputados.

La Corte Nacional Electoral (CNE) tiene previsto dar hoy los primeros informes oficiales sobre la votación del domingo y en 48 horas avanzar hasta un 80 por ciento del escrutinio.

Comentá la nota