Tras ‘tocar fondo’, la UCR intentará revivir

Tras ‘tocar fondo’, la UCR intentará revivir
La Unión Cívica Radical de Patagones tocó fondo este año. Ni siquiera participó de las elecciones legislativas debido a una confusa situación al momento de inscribir sus candidatos para las P.A.S.O. Sin embargo, el centenario partido llega a esta situación producto de varios años de desencuentros internos, falta de renovación dirigencial y escasas ideas para atraer ‘gente nueva’.
A partir del 10 de diciembre la UCR tendrá un solo concejal, en un cuerpo legislativo que supo dominar durante gran parte de la historia democrática maragata.

Néstor Cedrés tendrá la titánica tarea de mantener viva la llama radical del distrito más austral de la provincia de Buenos Aires.

Afortunadamente para su partido, se trata de un edil inquieto, que presenta varios proyectos en las sesiones, algunos de los cuales ya han sido tenidos en cuenta por el oficialismo para mejorar la prestación de algunos servicios.

Sin embargo, el futuro radical en las urnas no dependerá de él únicamente. El Comité de la calle Doctor Baraja deberá cobrar vida, mostrarle a la comunidad que no es sólo un inmueble por donde pasaron hombres y mujeres que supieron –mal o bien- estar al frente de las decisiones de Patagones.

Son varias las agrupaciones políticas que darían lo que sea para tener al menos una banca en el Concejo, una sede y la estructura con la que aún puede contar la UCR local.

Si bien la presidencia del Comité de la cabecera del distrito ha variado mucho en las últimas dos décadas, los nombres de la Comisión Directiva son casi siempre los mismos, sólo cambian de posición.

Esta situación se origina por la falta de ideas para convocar a nuevas generaciones. Difícilmente alguien pueda encontrar interés en un partido político que no los invita a acercarse o lo hace sólo en época electoral, que no genera ninguna acción partidaria fuera de la de colocar algunos carteles en las campañas, siendo que cuenta con profesionales en diversos rubros, que podrían generar actividades varias con la comunidad.

La bronca del domingo

El domingo 27 de octubre, mientras cuatro agrupaciones políticas de Patagones tenían en sus sedes una intensa actividad, el comité radical permaneció ‘tristemente’ cerrado.

“Le aclaramos a Stella Fíbiger que no íbamos a trabajar en las elecciones”, dijo el presidente de ese comité, Guillermo Percaz, en FM DE LA COSTA al intentar dar una explicación.

“Sentimos bronca, desazón y rabia por no haber podido participar, más aún al ingresar al cuarto oscuro y no ver nuestras boletas”, agregó.

El futuro

Dejando de lado las situaciones internas locales, Percaz se mostró muy molesto aún con la circunstancia que los dejó fuera de las elecciones, hecho que calificó como “del proceso militar”.

Fue más allá y dijo que “a nosotros ‘nos bajó’ el Frente Cívico y Social, que nos saca la lista de concurso. Por eso quedamos muy dolidos con esta alianza, por eso fuimos muy claros y dijimos que no íbamos a trabajar en las elecciones”.

“Las alianzas siempre son imposiciones desde allá arriba, en la provincia de Buenos Aires, y hemos puesto de manifiesto que acciones anteriores de este tipo nos han perjudicado”, dijo Percaz y ejemplificó con lo sucedido en el 2011, cuando la UCR se alió a Francisco de Narváez. Ello permitió a Mónica Devia ser electa concejal –junto a Néstor Cedrés- , quien inmediatamente se unió al bloque de Unión Celeste y Blanco”.

Al respecto afirmó que “ya hay conversaciones al más alto nivel porque estas situaciones se han dado en toda la provincia y ya que hemos perdido concejales y legisladores”.

Adelantó que durante los meses de marzo y abril se concretarán encuentros locales y regionales, con el fin de llevar adelante un gran encuentro dentro del año venidero, con la finalidad de que las bases radicales vuelven a tomar las riendas del partido

Coment� la nota