Tras tensas negociaciones, la UCR definió sus autoridades

Morales y Cobos estuvieron reunidos en el Senado para buscar un acuerdo respecto de la designación de las nuevas titularidades del partido
Después de cerca de dos horas de reunión, terminó la cumbre entre los dos grupos enfrentados dentro del radicalismo, que se realizó en el despacho del vicepresidente Julio Cobos, en el Senado.

Según informaron fuentes del partido a lanacion.com, se habrían resuelto las disputas por la vicepresidencia, y los dirigentes llegaron al comité nacional para informar a todos los delegados del acuerdo alcanzado.

El nuevo presidente de la UCR, como estaba previsto desde hacía varias semanas, será Ernesto Sanz, un nombre que avalan los dos sectores, pero que anoche llegó a estar en duda por la amenaza de una ruptura partidaria.

Fuentes del partido informaron a lanacion.com cómo quedó la distribución final de los cargos. Para el sector encabezado por el vicepresidente Julio Cobos, quedaron dos vicepresidencias, que ocuparán la joven cordobesa Carla Abugauch y el senador rionegrino Pablo Verani; la secretaría general del partido, que será para Jesús Rodríguez, y la tesorería, que quedará a cargo del senador pampeano Juan Carlos Marino.

Por su parte, para el sector que integran Sanz y quien hasta anoche fue el presidente de la UCR, Gerardo Morales, será la vicepresidencia del partido, donde se ubicó el ex gobernador chaqueño Angel Rozas.

El grupo de Morales también se quedó con la protesorería, donde ubicará a su coprovinciano, el diputado Miguel Giubergia. El resto de las secretarías se distribuyeron en forma pareja entre los dos grupos.

Ya resueltos estos puntos, que durante todo el día empantanaron las negociaciones, pasada la 1.30 de la madrugada, los radicales votaron en paz a sus autoridades partidarias, reunidos nuevamente en plenario en el comité nacional.

Una larga jornada. A pesar que de que la presidencia en manos de Ernesto Sanz era casi un hecho, restaba ponerse de acuerdo en quiénes ocuparían las 3 vicepresidencias y las 15 secretarías del comité nacional del radicalismo.

Resultó una tarea ciclópea. Mientras la UCR orgánica decidió que debía tener mayoría para salvaguardar el partido del control de quienes alguna vez fueron radicales kirchneristas, los cobistas consideraban que quedarse con la mayoría daría una señal clara de que Cobos controlaba la UCR y, entonces, ya nadie podría discutir su postulación.

El punto más conflictivo era la vicepresidencia primera, que los cobistas querían para el Pablo Verani, en su memento aliado del kirchnerismo, y los orgánicos para Rozas, como informa LA NACION en su edición de hoy.

Al mediodía el tema parecía resuelto porque los cobistas habían aceptado que Rozas antecediera a Verani en las vicepresidencias.

Sin embargo, el acuerdo se rompió cuando el grupo de Morales exigió que la tercera vicepresidencia fuera para el cordobés Mario Negri, quien está enfrentado internamente a Ramón Mestre y a Oscar Aguad, los dos cobistas consagrados en Córdoba en las últimas elecciones legislativas.

En tanto, sólo 46 de los 86 delegados previstos asistieron al plenario, que durante toda la tarde pendió de un hilo, ya que los cobistas, encerrados en el tercer piso del comité nacional, lo tildaron de ilegítimo.

Finalmente, Morales decidió ir al encuentro del vicepresidente Cobos para ponerle fin a la tediosa jornada. "Voy a ir a buscar al vicepresidente Julio Cobos a su oficina si es necesario, pero entre todos vamos a votar esta noche una conducción consensuada", anunció, poco antes de las 23.

El entonces presidente de la UCR fue acompañado por el flamante diputado nacional Ricardo Alfonsín y el ex gobernador del Chaco Angel Rozas, mientras que Cobos estaba escoltado por Raúl Baglini y Enrique Nosiglia, y por el presidente de la bancada de la UCR en Diputados, Oscar Aguad.

Comentá la nota