Tras el sismo, los médicos en Haití creen que lo peor está por llegar

Tras el sismo, los médicos en Haití creen que lo peor está por llegar
Señalaron que en breve podrían empeorar las infecciones. Además, muchos niños, ancianos y quienes tengan una salud débil morirán de enfermedades diarreicas y por deshidratación
El sismo que afectó a Haití la semana pasada, un país donde el sida, la tuberculosis y la malaria son constantes y donde los niños están desnutridos y la higiene es un desafío, habría dejado 200.000 muertos. Sin embargo, según los especialistas, el terremoto puede crear uno de los peores desastres médicos de la historia de acá a un tiempo , cuando las infecciones y enfermedades se extiendan.

Las cifras del Gobierno haitiano estiman que los muertos por el sismo de magnitud 7 que asoló el país la semana pasada serán probablemente entre 100.00 y 200.000. Pero nadie ha empezado siquiera a hacer un recuento de los heridos, que sufren de miembros aplastados o amputados, fracturas diversas y laceraciones, y cuyas heridas se infectarán sin tratamiento rápido.

Josh Ruxin, un experto en salud pública de la Universidad de Columbia que vive y trabaja en Ruanda, dijo que " el riesgo número uno cuando hay heridas abiertas es siempre la infección bacteriana". "Las cosas van a ponerse mucho peor antes de ponerse mejor ", agregó.

Mientras tanto, el escenario es tétrico: el agua es escasa y la diarrea es probable. Los niños, los débiles y los ancianos morirán innecesariamente de enfermedades diarreicas que en condiciones normales se habrían tratado fácilmente con agua y sales de rehidratación, apuntan los médicos.

Ante esto, los equipos médicos han llevado a Haití hospitales de campaña y toneladas de suministros, que en su mayor parte no han podido utilizar por falta de seguridad y de carreteras hábiles. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos han enviado 267 expertos, incluyendo cirujanos, que llegaron el viernes pero tuvieron que esperar hasta el domingo por la noche para que escoltas militares pudieran transportarlos a través del caos.

"Debido al tiempo que ha pasado, probablemente tendrán mucha diabetes que se ha salido de control", comentó el doctor Steven Harris, director médico de los CDC en Haití. "Tendrán fallos renales debido a la deshidratación", agregó.

Los CDC prevén brotes de enfermedades infecciosas como el sarampión y la malaria, que "son las clases típicas de enfermedades que tenemos aquí de todas formas, pero sin duda serán peores después de un desastre como este", apuntó Harris.

Comentá la nota