Tras los serios incidentes, comienzan a salir los ómnibus de Retiro

Los servicios empezaban a normalizarse luego de que un grupo de choferes apedreara a un vehículo con turistas y agrediera al conductor; hubo pánico entre los pasajeros y temor por los niños a bordo ; el gremio protesta por un reclamo salarial
La situación comenzaba este mediodía a normalizarse en Retiro luego de que una protesta de choferes de distintas empresas, afiliados a la Unión de Conductores de la República Argentina-Corta, Mediana y Larga distancia (UCRA), que responde a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), bloqueara la entrada y salida de los servicios y generara algunos incidentes.

El clima en la terminal se tensó cuando los manifestantes apedrearon a un ómnibus con turistas que intentaba salir e hirieron al conductor, lo que provocó pánico entre los pasajeros y temor por los niños a bordo.

Efectivos de Infantería se apersonaron en el lugar e intentaron ordenar el caos generado.

La medida de fuerza se originó pasadas las 9, cuando un grupo de choferes bloqueó la entrada y salida de los servicios de larga distancia en pleno recambio turístico, según confirmaron a lanacion.com fuentes de la UTA.

Previo a los incidentes, Silverio Gómez, secretario general de UCRA, explicó que la medida de fuerza, entre otros reclamos gremiales, responde a una deuda de 2800 pesos del año pasado que se le debe a los choferes, se haga en un sólo pago y no en seis" como estaba programada.

En diálogo con TN, Gómez exigió una solución rápida y pidió que el ministro de Trabajo Carlos Tomada sea el encargado de llevarla a cabo. "Es irrisorio que Tomada nos mande a hablar con alguien que no conocemos. Él es la persona clave para resolver el conflicto", destacó.

"Si el Ministerio nos llama y hay una conciliación obligatoria como corresponde la medida se levanta", anticipó.

Voceros del Ministerio de Trabajo indicaron a lanacion.com que "hubo un acuerdo previo entre la UTA, el ministerio y los delegados para evitar conflictos durante el verano".

Precisaron, además, que unos 20 empleados de la empresa El Cóndor, que pertenecen a CTA, son los que encabezan la medida de fuerza. Según las fuentes, los choferes fueron convocados a una reunión pero decidieron no asistir.

Otra protesta similar. El 7 de enero pasado, un grupo de choferes bloqueó también la entrada y salida de ómnibus en reclamo de un reajuste en el presupuesto destinado a los viáticos por viaje que perciben los empleados. El aumento había sido negociado para enero, pero el gremio denunció que todavía no se había hecho efectivo.

La medida fue suspendida varias horas después tras una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo.

Comentá la nota