Tras la restitución de Maciel, en Itá Ibaté aún hay dos intendentes

Con custodia policial y una orden del STJ, el intendente Augusto Maciel ingresó el viernes a su despacho. Pero ayer la presidenta del Concejo a cargo del Ejecutivo, insistió con que es inválida su restitución porque sigue suspendido. Esto fue denunciado por dos concejales ante la Policía y anticiparon que el martes lo harán ante la Justicia.
Ayer hubo fuertes cruces verbales entre el intendente presuntamente restituido por el STJ y los concejales que aseguran que sigue sancionado.

La restitución del intendente de Itá Ibaté, Augusto Maciel por una presunta orden del Superior Tribunal de Justicia no calmó los ánimos en el Municipio. Por el contrario, se agudizó el conflicto con el Concejo, cuyos miembros insisten en que el fallo que consiguió el jefe comunal es extemporáneo y que sigue suspendido. Ayer, después de permanecer por varias horas en el edificio municipal, la presidenta del cuerpo deliberativo a cargo del Ejecutivo se retiró a su domicilio pero advirtió que ella continúa al frente del Municipio y que acudirá a la Justicia.

Luego de que el viernes por la noche, el intendente de Itá Ibaté Augusto Maciel custodiado por la policía y con una presunta orden del STJ rompió el candado de la puerta del Municipio e ingresó. Tras lo cual manifestó estar de nuevo en funciones. Sin embargo, ayer en horas de la mañana, alrededor de las 7.30, la presidenta del Concejo que está a cargo del Municipio desde la suspensión del jefe comunal fue a cumplir con su tarea normalmente.

Tal es así que, según lo manifestado por Romero a El Litoral, "fui a pagar a las personas que recolectan los residuos a partir de las 6.30".

Pero cuando ingresó al edificio municipal dijo haberse cruzado con Maciel, quien le manifestó que él era nuevamente el intendente. "Mi respuesta fue que estaba equivocado, que sigo a cargo de la Municipalidad porque sigue suspendido y que él lo sabe porque firmó la notificación", remarcó Romero.

En el momento que se produjo este cruce verbal también habrían estado presentes los concejales Isabel Cáceres y Julio Brenn, mientras que los otros dos no habrían logrado ingresar.

Pero la situación se tornó más tensa cuando Romero y Brenn dicen haber visto que Maciel intentaba ingresar al recinto del Concejo. Esto generó una nueva discusión que casi llega a golpes de puños.

"Después de eso, lo que hizo fue llavear la puerta de entrada y nos dejó encerrado, yo llamé urgente a la policía", contó Romero, quien aclaró que "luego de un rato volvió y me dijo que nos dejaría quedarnos si nos comprometíamos a quedarnos en el área del Concejo y no tocar nada".

La respuesta de la presidenta del Concejo, según sus dichos, volvió a ser que no tenían necesidad de acordar nada porque él está suspendido por un mes más.

Así fue que Romero permaneció por varias horas en el interior del edificio municipal hasta que el comisario de Itá Ibaté le habría mostrado la orden del STJ que ordenaba la restitución del intendente.

"Me vine a mi casa pero esto que está sucediendo es ilegal, Maciel está suspendido por el Concejo, así que el martes iré a la Justicia a mostrar los documentos que así lo acreditan", finalizó diciendo Romero.

Comentá la nota